sábado 23 de enero de 2021
SALUD | 02-12-2020 08:20

Cómo tratar los cálculos renales

Se caracterizan por su intenso dolor y pueden ser de distinto tamaño. Para prevenirlos, nada mejor que hacer una correcta hidratación y buena alimentación.

Un cálculo renal es una masa sólida y dura que se forma en el riñón. Su tamaño puede ir desde una piedra muy pequeña a una grande. Está formado por los productos del desecho de la orina. Se puede quedar en el riñón o puede desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario.

Los cálculos más comunes son los formados por calcio, combinado a veces con otras sustancias como el oxalato, fosfato o carbonato. Otro tipo de piedra puede formarse después de una infección del sistema urinario o por presencia de cuerpos extraños en el mismo. También aparecen con frecuencia los generados por ácido úrico.

En cuanto a sus causas, los pacientes con cálculos se caracterizan por beber muy poca cantidad de agua. Esto hace que los cristales presentes en la orina aumenten su concentración y se formen los cálculos. Otras razones son el exceso de consumo de sustancias como sodio y proteínas y los trastornos metabólicos.

Para diagnosticar la presencia de la piedra se utilizan estudios radiológicos que van desde una radiografía común hasta una ecografía. Para saber la causa hay que hacer un análisis de sangre y uno de orina para descubrir qué sustancias hay en exceso o escasez.

Síntomas:  

El más común es el dolor agudo. Además, hay personas que orinan con sangre a partir del movimiento de la piedra. Las infecciones urinarias son otra forma de presentación.

Tratamiento:

Varía según el tipo de cálculo y la gravedad de los síntomas. Los más chicos, de menos de 1,5 cm., se tratan con una onda acústica que se genera fuera del cuerpo. Luego, los cálculos se eliminan por la orina.
Para otros tipos, el médico puede recetar medicamentos para impedir su formación o ayudar a descomponer y eliminar el material que lo está causando. Cuando son más grandes requieres otros procedimientos minimamente invasivos.

Prevención:

La formación de cálculos tiende a volver si la persona no modifica las razones por las cuales se formó la piedra. Si toma poco líquido, debe ingerir mayor cantidad. Si hace excesos en la alimentación, deberá hacer una dieta adecuada.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios