lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 19-01-2022 10:29

Cómo tratar las quemaduras de sol

El verano trae una mayor exposición solar en momentos en los que los rayos son más dañinos y la piel requiere protección. Cuáles son los cuidados básicos y de qué forma actuar.

Si bien la luz solar es fundamental para el desarrollo de la vida, los rayos ultravioletas que traspasan la capa de ozono resultan perjudiciales para la salud ya que la radiación puede provocar quemaduras de distinta intensidad dañando la piel de manera transitoria y permanente.

Además, la exposición inadecuada a la luz solar puede causar cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la piel. Los posibles signos de una quemadura solar son:

Piel roja y sensible que es caliente al tacto.

Ampollas que aparecen de horas a días después.

Reacciones como alergia solar, incluso fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.

Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Primeros auxilios:

En caso de quemaduras solares se aconseja:

Tomar una ducha fría o un baño o colocar un paño frío y húmedo sobre la quemadura.

No utilizar productos que contengan benzocaína o lidocaína porque pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.

Si se presentan ampollas, las compresas secas pueden ayudar a prevenir la infección.

Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. No usar manteca, vaselina, ni otros productos a base de aceite ya que pueden bloquear los poros y de esta manera el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección.

El ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor.

Cómo cuidarse:

Los rayos del sol son más fuertes entre las 10 y las 16: no exponerse en ese horario.

Usar protector solar con un factor de protección solar (FPS) de 45 o superior. Colocarlo por todo el cuerpo 30 minutos antes de exponerse al sol y reaplicar cada dos horas o luego de cada baño.

Evitar exponerse al sol, vestirse con ropa que no sea sintética y que sea liviana y fresca.

La mejor forma de broncearse es en períodos de tiempo de 15 minutos.

El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares.

Evitar también las lámparas de sol ya que pueden causar una quemadura solar grave.

 

Dra Paola Caro, Directora médica de Vittal

 

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios