jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 22-06-2021 08:30

Cómo desenganchar a los niños de la pantalla

Con el confinamiento se acentuó la "adicción" al uso del celular, la Play y la computadora. Sin embargo, este exceso afecta la salud. Consejos para ayudar en la tarea de dosificar su uso.

Muchos padres reconocen la gran destreza que han adquirido sus hijos con la computadora u otros dispositivos, especialmente durante la pandemia. El problema es que la tecnología engancha a todos y a los chicos también. Y esto se ha producido en un contexto en el que no podían salir de casa y, una vez acabadas las tareas escolares, ¿qué mejor distracción que jugar con el celular o la tablet? Sin embargo, el exceso no es lo mejor.

Consecuencias:

Aunque no se trate de una adicción que precise la intervención de un profesional, es cierto que la exposición excesiva a las tecnologías no es buena y puede tener consecuencias negativas para el niño:

El abuso de las pantallas genera malestar, irritabilidad y aislamiento.

A la larga el sedentarismo que conlleva puede alterar las horas de sueño y aumentar el sobrepeso.

Recomendaciones:

Estas son algunas recomendaciones para dosificar el uso de pantallas y videojuegos:

Los padres deben establecer cuánto tiempo puede estar el niño con el celular, en qué momentos no puede usarlo y qué puede hacer y qué no con él. Lo mismo con los videojuegos. Cada niño es diferente, por lo que las condiciones se pueden pactar y se deben cumplir.

Limitar el celular o los videojuegos puede resultar muy difícil, por eso es clave ofrecer a cambio actividades alternativas. Las que se desarrollan al aire libre son claves para los más pequeños y no requieren de ningún aparato. El deporte, las manualidades, leer cuentos, pasar un rato en familia... son otras opciones a ofrecerles.

Predicar con el ejemplo. Prohibir que los chicos miren el celular a la hora de comer resulta muy incoherente si los padres hacen lo mismo. Por lo tanto, antes de ordenárselo, deberemos cumplirlo nosotros.

Sin contraseñas. Los padres tienen que tener el control total del celular de sus hijos, así que nada de contraseñas en estos dispositivos.

Tampoco conviene que usen el móvil a puerta cerrada. Son aconsejables las aplicaciones diseñadas para el control parental de estos dispositivos.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios