sábado 12 de junio de 2021
SALUD | 07-04-2021 11:47

Cómo cuidar la salud dental

Quizá pensamos que con ir al dentista una vez por año es suficiente para lucir una boca sana. Sin embargo, hay costumbres muy comunes que pueden dañar los dientes. Te las contamos.

Una correcta higiene dental y concurrir al dentista una vez al año son las claves para tener una buena salud bucal y evitar problemas dentales. Sin embargo, hay malos hábitos que influyen en los dientes mucho más de lo que nos imaginamos. Evitarlos también debe formar parte de los cuidados para tener un boca sana. Tomá nota de las malas costumbres que debés evitar.

Hábitos que dañan los dientes:

• ¿Utilizás tus dientes para abrir un sobrecito de mayonesa cortar el hilo al coser? Recordá que los dientes no son tijeras ni abre-botellas. Utilizarlos como una herramienta acabará dañándolos o incluso rompiéndolos. Los dientes sirven para masticar alimentos y hablar correctamente, para nada más.

• La manía de sostener y mordisquear objetos con los dientes también es riesgosa. La razón es la fuerte presión que recibe el diente cuando muerde o simplemente impacta contra un objeto duro como la tapa de la lapicera. Hacerlo con frecuencia puede causar que los dientes se desplacen o se rompan.

• Comerse las uñas no solo afecta al aspecto de tus manos. Al intentar partirlas podés dañar el esmalte. Además, ubicar la mandíbula en una posición que sobresale durante mucho tiempo ejerce presión sobre la articulación de la zona y puede provocar alteraciones. Por último, las uñas esconden bacterias que podrían pasar a la boca y terminar causando caries.

• Masticar hielo no es buena costumbre ya que su dureza puede ocasionar un gran daño a los dientes. Aunque parezca fácil romper un cubito de hielo con los dientes, no lo es. Basta con pensar en las potentes batidoras con cuchillas que se necesitan para picarlo.

• El uso de palillos para quitar comida entre los dientes tampoco es bueno. Para eliminar cualquier resto debes cepillarte y usar hilo dental con cuidado, o bien un irrigador bucal que resulta ideal si tenés las encías sensibles.

• Comer alimentos pegajosos no es aconsejable porque permanecen mucho más tiempo en los dientes, aumentando la producción de los ácidos que generan la placa. Ocurre, por ejemplo, con las frutas desecadas (pasas, ciruelas...). El consejo no es evitarlas, sino cepillarse bien los dientes luego de comerlos y usar hilo dental si notás que quedan residuos.

Recomendaciones:

Moderar el consumo de bebidas alcohólicas: causan deshidratación y boca seca y reducen la secreción de saliva -limpiador natural- lo que aumenta el riesgo de caries y otras infecciones.

Controlar el estrés: las personas nerviosas suelen padecer más problemas dentales. La razón es que tienden a apretar la mandíbula al dormir (bruxismo), lo que debilita el esmalte y puede provocar fracturas de dientes. En estos casos se aconseja el uso de férulas para dormir.

No fumar: el tabaco daña la mucosa de la boca ya que no deja que se oxigene bien. Provoca envejecimiento y pérdida de piezas dentales.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios