jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 07-04-2021 11:33

Colágeno bebible para nutrir la piel y el cabello desde adentro

Se trata de un suplemento alimenticio que ayuda a hidratar la dermis, reducir las arrugas, fortalecer el pelo y las uñas, y también protege las articulaciones. Un extra para una piel espléndida.

La nutricosmética ha avanzado mucho en los últimos años a la hora de prometer belleza instantánea. Es que justamente, su principal secreto es la efectividad de sus preparados bebibles, que otorgan la posibilidad de introducir todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Los beauty drinks, o suplementos bebibles de hidrolizados de colágeno son la respuesta para mantener la juventud y calidad de la piel de manera definitiva. En ellos se incorporan en altas dosis un gran arsenal de nutrientes y los buenos resultados surgen de forma inmediata sin pasar por los pinchazos de los rellenos dérmicos ni el quirófano.

Qué es el colágeno:

Es el responsable de la firmeza, la flexibilidad y el espesor de la piel. Con el paso de los años esta proteína disminuye y diversos factores como el estrés, una deficiente hidratación y un estilo de vida inadecuado, pueden ocasionar el envejecimiento de la piel. Después de los 30 años, la síntesis de colágeno disminuye haciendo que la dermis se torne más fina, los tejidos conjuntivos pierdan su firmeza y elasticidad, comiencen a aparecer las arrugas, y la piel se vuelva flácida.

El colágeno del cuerpo humano constituye entre un 25 y un 30 por ciento de su total proteico y representa aproximadamente el 75 por ciento de la piel. Se encuentra en su mayoría en los tejidos conjuntivos. También las proteínas son esenciales para reparar y formar tejidos. Las células necesitan proteínas para mantenerse vivas y de esa forma el cuerpo puede “reemplazar” las células desgastadas o muertas. Alimentos como el pollo, la carne, el pescado, la soja así como también los batidos alimenticios son una excelente opción para consumir proteínas.

Para mantener la piel y el cuerpo con un aspecto saludable además de una alimentación balanceada y el uso de productos cosméticos es importante incorporar suplementos de colágeno, para ayudar a brindar estructura a la piel por más tiempo. Se ha comprobado que el consumo regular de hidrolizados de colágeno, promueven la producción celular propia.

Diversos estudios han demostrado que las células de la epidermis comienzan a producir más colágeno, más elastina, aumentando así la elasticidad y reduciendo las arrugas. Este efecto, de mayor producción y mayor elasticidad tiene además, una ventaja: es interno, propio del organismo, natural, luego de la suplementación.

El colágeno mejora la luminosidad de la piel, la hidrata, evita la flacidez y contiene antioxidantes que la preservan del envejecimiento.
Piel perfecta A la par de tomar los suplementos, deben hacerse los cuidados diarios de higiene facial.

Cuándo suplementar:

Existen signos que nos muestran la pérdida de colágeno en el organismo. En estos casos es cuando podemos suplementar para prevenir el envejecimiento:

Pérdida de la elasticidad de la piel.

Desgaste de las articulaciones.

Erosión e inflamación de cartílagos.

Falta de fuerza en cabello, uñas y pestañas.

Aparición de arrugas y estrías.

Fatiga.

Irritabilidad.

Desórdenes digestivos.

Dolores musculares.

Disminución del rendimiento físico.

Envejecimiento prematuro.

El colágeno, tanto bebible como en cápsulas, que es su otra presentación, no tiene contraindicaciones pero no debe ser consumido por personas alérgicas a alguna proteína animal, embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, ni niños menores de 12 años. Es importante que siempre sea indicado por un profesional.

10 beneficios:

Son muchos y variados los aportes del colágeno en suplementos en el organismo:

Fortalece e hidrata la piel y otorga mayor elasticidad.

Suaviza líneas de expresión y arrugas en rostro, escote y cuello.

Ayuda a combatir las ojeras.

Fortalece el cabello, reduce la caída y aumenta su volumen.

Reduce el dolor en los adultos mayores y en quienes realizan ejercicio físico intenso.

Endurece las uñas.

Ayuda en la reparación y regeneración de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.

Es fundamental para cicatrizar heridas y reparar los daños en los tejidos.

Permite la recuperación del músculo después del ejercicio, por lo tanto, ayuda a evitar lesiones.

Mejora el funcionamiento del sistema linfático favoreciendo una mayor eliminación de las toxinas.

Razones para suplementarlo:

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro organismo. Como sabemos, a medida que envejecemos va disminuyendo, por los que se recomienda ingerirlo como suplemento a la dieta y no posponerlo demasiado. Te decimos las causas:

No es fácil absorberlo en las comidas. Los alimentos que contienen colágeno se suelen descartar o se consumen en poca cantidad (piel y espinas de pescados, cartílagos en la carne, caldos, gelatinas…), por eso, es más fácil suplementarlo.

A partir de los 25 años se empieza a perder un 1,5 por ciento de colágeno por año de edad, de ahí que se recomienda empezar a tomarlo en ese momento. A partir de los 40, cuando empieza el proceso de oxidación de nuestro cuerpo, es casi imprescindible, afirman los especialistas.

La ingesta de colágeno combate la flacidez, no solo del rostro, sino de todo el cuerpo. También ayuda a mejorar la masa muscular y a fortalecer todas las fibras alrededor de la articulación lo que contribuye a darle soporte y a que no se fuerce tanto. Si, además, el producto contiene otros activos como ácido hialurónico, magnesio o cúrcuma, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, mejorarán el cartílago y evitarán molestias por el desgaste o por el roce.

Hay múltiples estudios médicos publicados que demuestran la eficacia de los complementos de colágeno tomados por vía oral, no solo en la piel (que incluye cabello y uñas), y las articulaciones, sino también en ligamentos, humor vítreo, dientes y encías. Es el pegamento de nuestro cuerpo (su nombre proviene de colla, cola y gemen, dar vida) y proporciona la fuerza y estructura para nuestros órganos.

La ingesta de colágeno puede prevenir la degeneración del cartílago y también favorecer su regeneración. Con su consumo diario favorece la eliminación del tejido dañado y su sustitución por material sano.

Los preparados farmacéuticos suelen contener en su fórmula otros ingredientes que mejoran la efectividad del colágeno como el ácido hialurónico (tiene función estructural y aporta firmeza), la vitamina C (favorece la síntesis de colágeno), la glucosamina (que aporta elasticidad a las articulaciones).

Aunque los beneficios de la nutricosmética se perciben más en medio y largo plazo, con la ingesta de colágeno en 10 días se nota la mejoría en el cabello y las uñas. En 2 o 3 semanas, en la piel y, en las articulaciones, pasadas 6-8 semanas.

Con una ayudita de las cremas:

Mas allá de la suplementación, por supuesto que es imprescindible el cuidado de nuestra piel con todos los pasos diarios de la higiene facial, tonificación, hidratación y nutrición. Para la elección de la crema, nada mejor que incluya entre sus componentes colágeno, para aportarlo también de forma tópica en nuestra piel.

¿Qué puede hacer por nosotros una (buena) crema con colágeno? Para empezar, aportará un extra de hidratación a la piel y reforzará los tejidos. Además, ayudará a reducir y minimizar las arrugas y las líneas de expresión. Por si fuera poco, también conseguirá unificar la piel, alisarla y suavizarla.

Podemos optar por una crema, por un sérum o por un contorno de ojos con colágeno, dependiendo de la piel (o por todos estos productos). La recomendación es buscar cremas que también cuenten con ácido hialurónico para mantener la óptima hidratación de la piel durante todo el día o, por ejemplo, con DMAE si querés concentrarte en tratar las líneas de expresión y las arrugas.

Para evitar su pérdida:

Reducir la exposición al sol: la radiación ultravioleta es una de las causas que afecta a la producción de colágeno en la piel. Por lo tanto, conviene disminuir todo lo posible la exposición al sol y realizarla siempre con la fotoprotección adecuada.

Atención con el consumo de alcohol y tabaco: aceleran el envejecimiento.

Añadir alimentos ricos en colágeno: a la par del suplemento consumir esta proteína que está en carnes (pollo, vaca), pescados como el atún y el salmón, lácteos, frutos secos o gelatinas. Además, se recomienda la vitamina C para ayudar a la producción de colágeno y vitaminas E y A para mejorar la elasticidad de la piel.

Cómo tomarlo: Distintas presentaciones y la importancia de la constancia.

El colágeno se puede tomar bebible (en polvo que se disuelve) o en cápsulas. Ambos formatos cumplen su función reparadora.

Se aconseja tomar el suplemento por la noche, que es cuando se produce la mayor cantidad de colágeno. También se lo puede tomar por la mañana con el desayuno ya que no es necesario consumirlo en ayunas.

Es muy importante la constancia de beber o tomar el colágeno. Es esencial la ingesta diaria durante tres meses para realmente notar cambios contundentes. Es un suplemento que no necesita pausas, se puede tomar en forma indefinida.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios