lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 04-06-2021 11:24

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional

Este método, del coach Pedro Merani, que llevó a la semifinal de Roland Garrós a la tenista argentina Nadia Porodoska, puede ayudar a superarnos día a día y lograr vivir de forma más plena y feliz en estos tiempos de incertidumbre.

El año pasado la tenista Nadia Podoroska se consagró: fue la primera argentina en llegar a la semifinal de Roland Garrós después de 16 años. Escaló del puesto 200 al 48 del ránking global. Su intenso trabajo junto a sus entrenadores estuvo acompañado por otro pilar fundamental para sus logros en el tenis: su coach, Pedro Merani, quien la preparó de forma mental mediante su método, el Bompu Zen.

"Es un aspecto que yo nunca había trabajado: no está relacionado a la psicología sino que es más un entrenamiento mental para la competencia. Tiene ejercicios diarios de meditación, relajación, visualización. Es un proceso de autoconocimiento", explicó Nadia sobre la técnica que le dio tanto éxito.

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional
Unidos para el éxito: Nadia Podoroska y su coach Pedro Merani, quien la ayudó a superar los obstáculos que la alejaban de la victoria mediante el Bompu Zen.

Pedro Merani fue campeón de la Selección argentina de bowling y lideró este deporte en el país desde el 86 hasta el 2004, cuando decidió continuar su carrera en Kuwait. Cuatro años después viajó a Hong Kong y hace once se instaló en Qatar, donde inició su trabajo en neurociencia y cultura zen que ayudó a la tenista a evolucionar en su carrera .

“De base, hay una reestructuración cognitiva, una forma de pensar que debe cambiarse y, para poder cambiar la forma de pensar, en el método que desarrollo, es muy importante el trabajo del cuerpo”, explicó Merani sobre su técnica.

Cómo es el método:

"El Bompu Zen es el zen sin el aspecto religioso", define el coach. Las claves de este método que trabajan cuerpo y mente son: la respiración, relajación, visualización y meditación.

"Primero se enseña a respirar, una vez que aprendés a respirar se aprende la relajación. Y una vez que empezamos a trabajar con los ejercicios de relajación pasamos a la visualización. Todo busca tener con ciencia de tu cuerpo. La primera cosa que uno enseña es estar consciente de uno mismo, poder observarse. Porque si no sabés quién sos vos, no sabés lo que necesitás cambiar” explica Merani y detalla cada componente del Bompi Zen.

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional
Meditación: Está comprobado que las prácticas meditativas favorecen la salud física y mental. Ayudan a una mejor concentración, memoria y creatividad.

Cuatro acciones:

Respiración: el método se basa en la respiración diafragmática abdominal. “Si el cuerpo se calma, el cerebro se calma. La respiración rítmica significa que la exhalaión es el doble de tiempo que de la inhalación y esto ayuda a calmar el sistema nervioso”, afirma Merani.

Relajación: “Ayuda a conocer el cuerpo mediante la capacidad de observación. Es importante darse cuenta de las sensaciones de pesadez, temperatura, para así estar conscientes del cuerpo”.

Visualización: “La neurociencia enseña que el cerebro no distingue entre lo que esta pasando y lo que no, lo que es real o no. Si alguna vez hubo algún problema, el cerebro no lo va a resolver por sí solo si no se le da una alternativa; vuelve a usar la misma data que usó antes y no se sale del problema.

Por eso, lo que va a ayudar es que el cerebro tenga una opción nueva. Mediante la neuroplasticidad uno puede crear una nueva ruta en su cerebro, nuevos circuitos y hacer débiles los circuitos que tenías antes. Es por esto que la visualización es muy importante”, cuenta Merani.

Meditación: "La postura pasa a ser muy importante junto con la respiración. Se puede practicar inhalar en cuatro tiempos y exhalar en ocho, hasta ir aumentando la capacidad. Cuando uno se sienta a meditar busca observar cómo funciona la mente. Al principio, se nos viene todo tipo de pensamientos.

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional
La respiración favorece la calma. Es uno de los pilares del Bompu Zen.

Después, uno se da cuenta que está pensando y, con entrenamiento, se concentra en volver a contar la respiración como ayuda para separar el pensamiento. Cuando se sigue avanzando, uno se da cuenta de que el pensamiento genera una reacción en el cuerpo, como puede ser, por ejemplo, la ansiedad. En ese caso, uno se concentra en relajar el cuerpo para enseñarle a que esa ansiedad desaparezca. A eso se le agrega la reestructuración cognitiva, lo que sería hablar luego sobre cómo se sintió la persona" explica el coach. "Si se quiere cambiar algo, el primer paso necesario es saber qué cambiar", señala.

El control del ego y los apegos:

Uno de los aspectos que trabaja el Bompu Zen son los apegos, a qué estamos apegados, porque el apego genera sufrimiento. El más grande es a la propia vida y saber que se va a terminar, que en algún momento vamos a morir”, cuenta Merani.

"En el tenis sucede lo mismo. Cuando uno trabaja en la intención de querer algo, como puede ser subir en el ránking, la mente hace lo propio e interfiere en la tarea. El secreto está en buscar el espíritu del tenis, que no es otra cosa que dos personas, cada una en un rectángulo, separadas por una red y una pelota que va de un lado para el otro. Ahí, es clave la elucubración de la mente".

Por otro lado, remarca que también "es fundamental en el deportista trabajar el ego, es decir, cuál es la imagen que se quiere proyectar en los demás y trabajar en no actuar de forma desesperada por conservar esa imagen, porque al hacer eso, uno se queda atado al pasado y deja de estar en el presente. ‘Cuando como, como; cuándo me baño, me baño; cuando duermo, duermo’. Es decir, es el estado de estar presente en lo que uno está haciendo", ejemplifica Pedro Merani.

"Si se va a pensar en lo que pasó o lo que va a venir, se deja de estar en el presente. El pasado no puede ser modificado y el futuro es algo que no existe", resume.

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional
“Cuando el cuerpo está relajado, la mente se tranquiliza. Así, uno puede analizar su situación y tomar mejores decisiones”, afirma Merani.

Salud y meditación:

Gracias a los últimos estudios científicos publicados, y especialmente a un artículo sobre meditación y cerebro editado por el Departamento de Neurología de la Universidad de Standford (EE. UU.), se ha podido comprobar que la meditación induce cambios que repercuten positivamente sobre la salud mental y física. Algunos de ellos son:

Influye en el comportamiento: practicarla regularmente promueve el sentimiento de compasión, aumenta la capacidad para lograr la calma, mejora la resiliencia y, además, favorece la salud mental.

Más facilidad para memorizar: muchos de los cambios en la estructura del cerebro –lo que se conoce como neuroplasticidad– que son inducidos por la meditación mejoran la capacidad de aprender cosas nuevas y de memorizarlas. Además, de acuerdo con las investigaciones, las prácticas meditativas también producen cambios en áreas del cerebro responsables de la creatividad.

Reduce el estrés: además, aumenta la empatía y disminuye el riesgo de depresión. También rejuvenece el cerebro porque induce a cambios en su fisiología. Disminuye los factores de riesgo para la aparición del alzheimer, influye en la longevidad y mejora el flujo sanguíneo al cerebro.

Favorece la salud de forma integral: La literatura científica ha ido describiendo cómo esta práctica modula la inflamación, mejora la inmunidad, la conciencia del cuerpo y como persona, y tiene un maravilloso efecto protector anti envejecimiento.

Bompu Zen: La terapia del bienestar físico y emocional

¿Qué es el zen?

La palabra zen es la abreviación de "zenna" que significa ‘meditación’, una de las claves del método Bompu Zen.

El zen es suspender las reglas que hemos puesto sobre las cosas y ver el mundo como es realmente”, decía Alan Watts, uno de sus principales cultores. Es una disciplina que busca transformar la conciencia y liberarnos de la cadena de nuestros pensamientos. No implica un sistema de creencias, sino la experiencia de vivir la vida tal y como acontece en el momento presente. Para lograrlo nos enseña a depurar, en un camino de austeridad que alaba la sencillez.

D.T. Suzuki, una de las mayores autoridades que hubo en la materia, parafraseando a Buda recordaba: “El zen es encontrar la fuerza auténtica e ilimitada en las profundidades del ser. Sé una lámpara de ti mismo”. Pero el zen ni se lee ni se aprende, es una experiencia meditativa llamada zazen, que se practica sentado en postura fácil mirando a un punto fijo en la pared. Meditar nos enseña a poner la atención en la respiración para, desde ella, bajar las frecuencias de la mente y, de esta manera, poder vivir de forma más placentera y plena.

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios