sábado 23 de enero de 2021
SALUD | 08-01-2021 10:32

8 respuestas sobre el golpe de calor

Es una afección frecuente en el verano y se produce por el exceso de calor en el cuerpo, ya sea por estar expuestos a un ambiente caluroso o realizar actividad física extenuante. Descubrí quiénes son los más propensos y cómo prevenirlo con medidas sencillas.

1. ¿Qué es un golpe de calor?

Se trata de una situación de urgencia médica producida por la elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal. Es una emergencia porque puede alterar el funcionamiento de todo el cuerpo. Sin embargo, detectado a tiempo, la persona afectada se recupera sin secuelas. Es por esto que es de gran importancia detectarlo rápidamente.

2. ¿Cuáles son sus causas?

El golpe de calor puede ocurrir como resultado de:

Exposición a un ambiente caluroso, lo que provoca un aumento de la temperatura corporal central.

Ocurre con mayor frecuencia en adultos mayores y en personas que padecen enfermedades crónicas.

Actividad extenuante: La insolación por esfuerzo ocurre por el aumento en la temperatura corporal central que provoca realizar actividad física intensa en un clima caluroso. En cualquiera de los dos tipos de golpe de calor, la afección puede aparecer por los siguientes motivos:

Usar demasiada ropa, lo que evita que el sudor se evapore fácilmente y enfríe el cuerpo.

Beber alcohol, lo que puede afectar la capacidad del organismo de regular la temperatura.

Deshidratarse al no beber suficiente agua para recuperar los líquidos que se pierden al sudar.

3.¿Quiénes son más propensos?

Las personas mal nutridas, mal hidratadas, o portadoras de enfermedades crónicas. En el caso de los obesos, el tejido adiposo hace que aumente la producción de calor. Los niños también lo sufren en mayor medida por tener menor superficie de piel (dado que éste es el medio para perder calor), al igual que los ancianos, quienes tienen menor volumen de sangre y dificultad en la regulación térmica.

4. ¿Cuáles son sus señales?

Se debe estar alerta ante síntomas como la desorientación, confusión y falta de coordinación. La irritabilidad, apatía e inestabilidad emocional también constituyen signos del golpe de calor, así como también los mareos, convulsiones, cefaleas y desmayos. En cuanto a la piel, ésta puede percibirse seca, caliente y roja.

5. ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Cualquiera puede sufrir un golpe de calor, pero hay varios factores que aumentan el riesgo:

Edad: La capacidad para afrontar el calor extremo depende de la fortaleza del sistema nervioso central. En los niños, este sistema no está plenamente desarrollado y, en los adultos de más de 65 años, comienza a deteriorarse, lo que hace que el organismo sea menos capaz de afrontar los cambios de temperatura corporal. Estos dos grupos etarios suelen tener dificultades para permanecer hidratados, lo que también aumenta el riesgo.

Esfuerzo en clima caluroso: Entre las situaciones que pueden causar un golpe de calor, se encuentran el entrenamiento militar y la participación en deportes, como el fútbol o carreras de larga distancia, cuando hace calor.

Exposición repentina al clima caluroso: Por ejemplo, una ola de calor al principio del verano o un viaje a una región con temperaturas más altas. En esos casos hay que limitar las actividades durante varios días para permitir que el organismo se acostumbre al cambio.

Falta de aire acondicionado: Durante los períodos de temperaturas altas constantes, los ventiladores pueden ser útiles para aliviar, pero el aire acondicionado es el sistema más efectivo para bajar la temperatura y reducir la humedad.

Algunas enfermedades, como las cardíacas o las pulmonares, podrían aumentar el riesgo de sufrir un golpe de calor. La obesidad, el sedentarismo y los antecedentes de golpes de calor también lo incrementan.

6. ¿Cuáles pueden ser sus complicaciones?

Según el tiempo que dure la temperatura corporal alta, el golpe de calor puede producir una serie de complicaciones. Las más graves comprenden las siguientes:

Daño a órganos vitales: Sin una respuesta rápida para bajar la temperatura, el golpe de calor puede provocar que el cerebro u otros órganos vitales se hinchen, lo que podría causar un daño permanente.

Muerte: Sin tratamiento rápido y adecuado, el golpe de calor puede ser mortal.

7. ¿Cómo podemos prevenirlo?

Usar vestimenta holgada y liviana: Vestir demasiada ropa o ropa que es muy ceñida no permite que el cuerpo se enfríe de forma adecuada.

Protegerse del sol: Las quemaduras solares afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse, de modo que hay que protegerse con un sombrero de ala ancha y anteojos de sol, y utilizar un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar de, al menos, 15 al estar al aire libre. Aplicar el protector solar generosamente y volver a aplicarlo cada dos horas, o con mayor frecuencia si nadás o transpirás mucho.

Beber mucho líquido: Mantenerse hidratado ayuda al cuerpo a sudar y a mantener una temperatura normal. Tomar precauciones adicionales con determinados medicamentos:

Prestar atención a problemas relacionados con el corazón si se toman medicamentos que afectan la capacidad del cuerpo para permanecer hidratado y disipar el calor.

Nunca dejar a nadie en un automóvil estacionado: Esta es una causa frecuente de muerte asociada al corazón en niños. Al estacionar al sol, la temperatura en el automóvil puede elevarse más de 6,7 °C en 10 minutos.

Tomar las cosas con calma durante los momentos más calurosos del día. Si no podés evitar las actividades extenuantes en clima caluroso, bebé líquido y descansá frecuentemente en lugares frescos.

Tratar de programar los ejercicios o el trabajo físico para los momentos más frescos del día, como temprano por la mañana o en la noche.

Aclimatate: Limitá el tiempo que pasás trabajando o haciendo ejercicios en el calor hasta que te hayas aclimatado para hacerlo. Las personas que no están acostumbradas al clima caluroso son propensas a padecer enfermedades relacionadas con el corazón. El cuerpo puede tardar varias semanas en adaptarse al clima caluroso.

Si participas en un evento, carrera o en una actividad deportiva extenuante en clima caluroso, asegurate de que haya servicios médicos en caso de una emergencia a causa del calor.

8. cómo actuar ante un golpe de calor:

1. Colocar a la persona en un lugar fresco.

2. Hidratar por vía oral o por vía parenteral (suero).

3. Mojar la ropa, poner hielo en la cabeza, compresas frías y/o sumergir a la persona en una bañera con agua fresca.

4. Tratar de disminuir la temperatura a 38º- 39º en el término de 1 hora.

5. Trasladar a un centro médico.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios