martes 4 de octubre de 2022
HOGAR | 14-10-2021 08:21

Ahorrar tiempo y dinero en una mudanza

Federico Smargiassi, Responsable de Logística & Operaciones de la app Fletalo, nos da las claves para organizar y planificar un cambio de domicilio para gastar lo justo y que sea todo un éxito.

Muchas veces se habla sobre los millones que implican las mudanzas de celebridades, como ahora es el caso de Lionel Messi y su resonada transferencia desde Barcelona hacia París. Pero más allá de esos números desopilantes, ¿sabemos cuál es el costo mínimo de hacer un traslado en Buenos Aires? ¿Y cuánto tiempo se debe estimar, antes y después, para preparar y terminar de guardar las cosas?.

En el mercado se calcula que, a través de empresas tradicionales, una mudanza de un 2 o 3 ambientes puede tener un costo promedio de 50 mil pesos. Pero también existen opciones low cost que tienen un valor mínimo de cercano a los 8 mil pesos, un costo que se va incrementando de acuerdo a determinadas variables.

Una correcta planificación permite economizar como así también evitar el estrés y los nervios de último momento
Para los artículos más pequeños hay que colocar todo en cajas, tratando de evitar las bolsas, porque son más fáciles de trasladar y apilar.

Distancia y tamaño:

Si pensamos cuáles son las variables que más influyen en el costo de una mudanza, una de ellas es la distancia de kilómetros entre el origen y el destino. Otra importante es el tamaño y tipo del vehículo que vaya a utilizarse.

Como referencia general: para un monoambiente o un departamento de 2 ambientes estándar, se recomienda una camioneta mediana alta. Para uno de 3 ambientes, un camión grande.

Aunque siempre hay que evaluar cada caso y la cantidad de paquetes a mover. Un punto importante, en ese sentido, es también considerar el lugar de sobra en el vehículo, para que no sorprendan los “bultos fantasmas” que nadie había considerado.

Una correcta planificación permite economizar como así también evitar el estrés y los nervios de último momento
Casa nueva.

Dos personas por mueble:

Contratar ayudantes es una variable que influye en el costo final, pero muchas veces se quiere ahorrar en este punto y luego se convierte en un boomerang, ya que en muchos casos no contar con colaboradores hace que la mudanza sea más larga que lo normal, incurriendo en gastos mayores.

Al respecto, debe considerarse que se necesitan al menos dos personas para mover cualquier mueble voluminoso, más allá de su peso, como por ejemplo, una mesa o un colchón de dos plazas.

El dueño del departamento no debería contarse como un ayudante, porque durante la mudanza va a tener que estar atento y organizando qué cosas cargan primero o al final, o con el embalaje de los bultos frágiles y otros detalles necesarios en los momentos de la carga y descarga.

Escaleras y objetos frágiles:

Subir o bajar objetos por escalera es otra tarea que, si el fletero no lo sabe con anticipación, puede generar demoras que terminan influyendo en el costo final. ¿Pero cómo saber si hay que recurrir a la escalera? El primer paso es pensar cómo los subieron cuando lo compraron y el segundo, hablar con el encargado del edificio que muchas veces sabrá cómo hacerlo.

En tanto, si se necesita subir o bajar algo a través del balcón con sogas, hay que avisar de antemano, ya que no es una tarea estándar que todos realicen. Debe también evaluarse si se necesita algún otro servicio extra como desarmar un mueble para que pase por las puertas, por ejemplo, ya que el fletero debe saber esa información con antelación y así evitar costos extras.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de evaluar costos son los objetos frágiles, ya que el valor de las mudanzas no suele incluir al embalaje de artículos, muebles o elementos delicados. Asimismo, es recomendable que si se tienen objetos frágiles, como una notebook, se lleven con uno y no se despachen en el camión.

En el caso de aquellos muebles o electrodomésticos que se van a enviar a una baulera, por ejemplo, es recomendable hacerlos embalar. Aunque esta tarea tenga un recargo, es necesaria ya que estos objetos estarán mucho tiempo sin usarse.

La planificación es clave:

Se trata de la principal herramienta para no tener ningún costo extra, ya que para las mudanzas se consideran una cantidad de horas determinadas. Se calculan entre 3 y 4 horas, dependiendo del tamaño de la casa o el departamento. El objetivo es evitar sorpresas y tener todo listo para cargar al momento que lleguen el fletero y sus ayudantes.

Lo ideal es reservar el flete con una semana de anticipación y, a partir de ahí, comenzar los preparativos de todo lo que se va a trasladar al nuevo destino. Si se necesita hacer trabajos deben encargarse con antelación. Un ejemplo: el desmontaje del aire acondicionado. Por último, tratar de reservar el lugar al frente de la casa para que el fletero pare allí y no se pierdan minutos de más en movilizarse 50 u 80 metros porque no hay lugar para estacionar.

 

Fuente: Federico Smargiassi, Responsable de Logística & Operaciones de la app Fletalo

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios