lunes 20 de septiembre de 2021
COCINA | 10-09-2021 08:53

Arvejas, fuente de proteínas

A medio camino entre las verduras y las legumbres, las arvejas son vegetales que se pueden consumir crudos o cocidos y contienen una elevada concentración de vitaminas, enzimas y antioxidantes. Tienen múltiples propiedades.

Bajas en calorías:

La arveja o Pisum sativum pertenece, como la lenteja o la soja, a la familia de las leguminosas. Al igual que otras legumbres, la historia de su consumo es milenaria. El valor nutricional de la arveja es destacable, sobre todo teniendo en cuenta que tiene un menor aporte calórico que otras legumbres. Así, por cada 100 gramos aporta unas 80 calorías.

Vitaminas en abundancia:

Con 150 g se cubren dos tercios de las necesidades diarias de las vitaminas C y K y casi el 10 por ciento de vitamina A. La arveja se destaca especialmente en vitamina B1, lo cual influye en el buen estado de ánimo. Doscientos gramos de arvejas cubren las dos terceras partes de la cantidad diaria recomendada. En cuanto a los minerales, 150 g completan la cuarta parte de las necesidades de hierro, la quinta de las de fósforo y la sexta de las de magnesio.

Para aumentar su valor proteínico es aconsejable mezclarlas con cereales
Para aprovechar bien las propiedades de los guisantes, es recomendable cocerlos, sin excederse en el tiempo de cocción.

Anticolesterol:

El consumo habitual de arvejas ayuda a controlar el colesterol. Otro efecto de esta fibra soluble es que reduce la absorción del colesterol LDL (el malo) y de grasas saturadas que forman placas de ateroma en las arterias. Las arvejas son vasodilatadoras, una importante prevención para la salud cardiovascular.

Buena para los chicos:

Favorecen el desarrollo y la regeneración. Debido a la abundancia de proteínas, las arvejas tiernas resultan especialmente adecuadas en las épocas de crecimiento, gestación, infancia y adolescencia, y para la renovación celular en las personas adultas.

Previenen la anemia:

Cien gramos de arvejas cubren el 10 por ciento de las necesidades de hierro en las mujeres y la sexta parte en los hombres. Gracias a su elevado índice de vitamina C y de ácido fólico se facilita su absorción, de modo que son una prevención frente a la anemia.

Para aumentar su valor proteínico es aconsejable mezclarlas con cereales

Para Diabéticos:

A pesar de su dulzor, las arvejas son muy adecuadas para las personas diabéticas por su riqueza en pectina, una fibra soluble que reduce el ritmo de la digestión y favorece una absorción gradual de la glucosa, lo que beneficia al páncreas y la producción de insulina.

Actúan contra el estreñimiento:

También evitan la acumulación de sustancias potencialmente cancerígenas, facilitando la evacuación. Pero al ser menos ásperas que otras leguminosas, las arvejas no provocan digestiones pesadas.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios