lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 05-08-2021 08:35

Quercetina: antialérgico natural

Este compuesto está presente en varios vegetales y también podemos obtenerlo mediante suplementos. Es eficaz contra los síntomas alérgicos y favorece el sistema inmunológico.

La quercetina es un bioflavonoide muy eficaz para reducir procesos inflamatorios y controlar las alergias. El organismo no puede producirlo, por lo que se lo debe obtener de la dieta o con suplementos.

Se trata de un pigmento natural de color amarillo verdoso presente en vegetales como:

Naranjas y frutas cítricas enteras (se encuentra en la pielcita blanca interior).

La quercetina podés encontrarla en los cítricos. También se comercializa en cápsulas, sola o con otros bioflavonoides.

Cebollas, Manzanas, Brócolis, Coles, Cerezas, Uvas, Arándanos, Cacao.

Sus beneficios:

La actividad antihistamínica de la quercetina ayuda a controlar los síntomas de la alergia (hinchazón, estornudos, picazón, goteo nasal y lagrimeo ocular) y evita el daño que la hiperproducción de mediadores inflamatorios, como la histamina y los leucotrienos, produce en el endotelio vascular.

Aumenta la concentración de glutatión (un antioxidante que elabora el organismo de forma interna) en la mucosa intestinal. Esto ayuda a reparar la frágil pared del intestino, equilibra su permeabilidad y detienen el paso de alérgenos a la sangre.

Además, la quercetina inhibe la replicación del ARN de los genomas víricos del herpes y otros virus, por lo que ayuda a controlar las infecciones (entre ellas se estudia sus efectos contra el covid-19).

Mejora asimismo la función contráctil del ventrículo izquierdo, protege las arterias coronarias y previene la formación de trombos intravasculares.

La quercetina podés encontrarla en los cítricos. También se comercializa en cápsulas, sola o con otros bioflavonoides.

Aplicaciones terapéuticas:

El gran poder antioxidante, antiinflamatorio y antiviral de la quercetina la convierte en uno de los principales flavonoides en la prevención y tratamiento de múltiples patologías como:

Alergias

Artritis e inflamaciones.

Envejecimiento precoz.

Herpes.

Retinopatías.

Neoplasias: ralentiza el crecimiento de las células cancerosas e incrementa su apoptosis (muerte celular, en este caso de las células malignas.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios