lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 04-08-2021 11:14

Activá tu colágeno natural: Piel y huesos en forma

Es el "sostén" de nuestra dermis y nuestro esqueleto, de ahí su importancia para la salud y la estética. Una alimentación equilibrada puede ayudarnos a alcanzar la dosis necesaria para mantenernos jóvenes, de pies a cabeza.

Es la proteína más abundante en el cuerpo humano, representa más del 30 por ciento. Siendo el principal constituyente de nuestros tejidos conectivos, el colágeno aporta fuerza a nuestro organismo y proporciona la integridad estructural que los tejidos y órganos necesitan.

La producción de colágeno por nuestro propio cuerpo es fundamental para el rejuvenecimiento de la piel, el cabello y las uñas. Su presencia es imprescindible para "sostener" la dermis y los huesos. Les aporta resistencia y al mismo tiempo flexibilidad; y lo mismo hace con tendones, ligamentos, cartílagos y músculos. También se encuentra en los vasos sanguíneos, los discos intervertebrales, la córnea, el cuero cabelludo, los dientes y las encías.

A medida que el tiempo pasa, empieza a disminuir su producción. A partir de los 25-30 años vamos “fabricando” menos cantidad. Lo mismo ocurre con la elastina o el ácido hialurónico, otros elementos que –junto con el colágeno– garantizan la elasticidad de la piel.

La menopausia, ciertas costumbres y una mala alimentación pueden acelerar la pérdida de colágeno. ¿Y qué hacer frente a esto? Consumir determinados alimentos y seguir hábitos saludables de vida para contrarrestar este proceso.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.

Funciones del colágeno:

Rejuvenecimiento: el colágeno ofrece flexibilidad a los tejidos del organismo, provocando que la piel se vuelve elástica y disminuyan las arrugas.

Mejora las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Beneficios en el cabello y las uñas porque ayuda a que las fibras capilares crezcan más fuertes y las uñas se fortalezcan.

Beneficios en sistema cardiovascular. El consumo de colágeno a través de la alimentación estimula al cuerpo para que produzca su propio colágeno en mayores cantidades lo que previene la aparición de arrugas, artritis, pérdida de masa muscular y ósea y el desgaste general del organismo.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.

Alimentos que aportan colágeno:

Carnes magras y pescado (en especial azul, como salmón): son una de las mejores fuentes de colágeno que podemos encontrar. Las proteínas están formadas por aminoácidos y justamente esos son los “ladrillos” con los que se forma el colágeno.

Huevos: consumirlos es otra forma de mantener en buen estado nuestro colágeno. Se recomienda que una dieta completa y equilibrada incluya dos huevos a la semana.

Leche, queso y yogures: poseen un alto contenido en proteínas, por lo que favorece la producción de colágeno.

Cebolla: la razón de incluir esta hortaliza en este listado está en el azufre que contiene. Este mineral ayuda a mejorar la circulación sanguínea y aumenta la producción de colágeno.

Limón: contribuye en la producción de colágeno y, por tanto, hace que nuestra piel se vea más tersa y rejuvenecida.

Frutos secos y legumbres: un puñadito de nueces, pistachos, almendras, avellanas o castañas puede ser una buena manera de cuidar la piel. Su alto contenido en ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9 estimulan la producción de colágeno.

Ají morrón y tomates: contienen licopeno, una sustancia que, además de ser un excelente antioxidante, contribuye a la secreción de colágeno. También se encuentra en la sandía, las cerezas o las frambuesas.

Frutillas: este alimento protege el colágeno que hay en nuestro organismo y, además, aporta antioxidantes.

Postres de gelatina: su rica composición en glicina y prolina permiten mejorar las estructuras de varios tejidos del organismo, fundamentalmente huesos, cartílagos, tendones y ligamentos, siendo recomendados en personas con artrosis y osteoporosis.

Para obtener los beneficios más naturales de la gelatina es mejor elegir la presentación sin sabor y agregarle sabores naturales con las frutas que se desee. También hay que tener en cuenta que algunos alimentos son grandes enemigos del colágeno. El exceso de azúcar y los carbohidratos refinados pueden causar inflamación y dañar el colágeno, derribando cualquier intento de mantener la piel y los huesos saludables.

La riqueza del caldo de huesos:

Es una de las preparaciones caseras que más colágeno aporta. Las patas de pollo son especialmente ricas en colágeno– contienen una gran cantidad de proteínas biodisponibles, es decir, de fácil aprovechamiento. La condición es que el caldo se elabore de forma lenta. Con él también se obtiene condroitina y glucosamina, compuestos para mejorar el dolor y la rigidez de las articulaciones que produce la artritis.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.
El caldo de huesos es una de las preparaciones caseras que más colágeno aporta.

Factores que ayudan:

Tomar demasiado sol, fumar, estrés, ejercicio exagerado o exponerse continuamente a la contaminación ambiental deterioran el colágeno. En cambio, lo protegen…

Un sueño suficiente y reparador: dormir al menos 7 horas aumenta la hormona del crecimiento y unos buenos niveles mejoran la síntesis del colágeno.

Hidratación: beber dos litros de agua por día también tiene efecto antienvejecimiento. Consumir en agua pura, infusiones, sopas, mate, etc.

El ejercicio moderado y una correcta alimentación: forman el tándem perfecto productor de colágeno, con efecto antienvejecimiento.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.
Un sueño suficiente y reparador.

También en suplementos:

Otra manera de incorporar el colágeno a nuestro organismo es a través de suplementos. Se pueden tomar en cápsulas o en polvo, que podés disolver en agua.

El colágeno hidrolizado es un suplemento alimenticio preparado a partir de huesos y cartílagos bovinos. Es utilizado para estimular la producción de colágeno en el organismo, ayudando así a mejorar el aspecto de la piel, fortalecer las articulaciones, las uñas, los huesos y el cabello. Por sus especiales características y propiedades, el colágeno hidrolizado ha demostrado ser de gran ayuda en los tratamientos estéticos, dérmicos y postquirúrgicos.

Los efectos comienzan a notarse luego de tres meses de consumo diario. Los suplementos de colágeno hidrolizado se pueden encontrar en cápsulas o en polvo. Se recomienda de 8-10 gramos al día como máximo.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.

Para saber más

Pamela Schoenfeld, experta en nutrición, es la autora de la primera guía práctica para obtener todos los beneficios del colágeno mediante la alimentación y el uso de determinados suplementos.

La producción de colágeno por nuestro propio cuerpo es fundamental para el rejuvenecimiento de la piel, el cabello y las uñas, y para mantener en perfecto estado huesos y articulaciones.

● Es más, el colágeno es el responsable de dotar a estos tejidos de la elasticidad y la fuerza necesarias para prevenir su degeneración antes de que esta empiece a manifestarse.

● En este libro hay sencillas pautas para favorecer su producción natural, por qué incorporarlo a la dieta, recetas con colágeno y los beneficios para la salud y el cuidado personal.

Llevar una dieta saludable y balanceada, con alimentos ricos en vitamina C, ayuda a la producción de colágeno.
Tapa del libro de Pamela Schoenfeld, experta en nutrición, autora de la primera guía práctica para obtener todos los beneficios del colágeno mediante la alimentación y el uso de determinados suplementos.

 

 

 

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios