lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 23-11-2020 07:35

Las superpoderosas semillas de chía

Su origen es mexicano y sus propiedades eran ya bien conocidas por los aztecas, que las ofrendaban a los dioses y las daban como recompensa a los guerreros.

Las semillas de chía hoy son protagonistas de la dieta y tienen mucho para ofrecer.

Ricas en omega 3:

Son una buena fuente de vitaminas del grupo B y de minerales como calcio y fósforo. Su contenido en proteínas es alrededor del 20 por ciento. Son ricas en aceites poliinsaturados del tipo omega-3, un ácido graso esencial con propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas y vasodilatadoras.

Efecto laxante:

Su fibra las hace aliadas para tratar el estreñimiento y la diverticulosis. En todos los casos, se debe beber mucha agua tras su consumo. Como laxante, la chía se toma macerada en agua o mezclada con jugo o yogur. Otra opción es prepararla en decocción y beber la infusión.

Las superpoderosas semillas de chía

Para la fertilidad:

Las semillas de chía, junto con las de lino y las de cáñamo son fuente de grasas omega-3, muy necesarias para la óptima maduración del óvulo y, después, para el desarrollo del cerebro y la retina del feto. Esto las hace beneficiosas para quienes desean ser mamás. Con este fin, hay que consumirlas molidas para aprovecharlas bien. Agregar dos cucharadas en cualquier plato, yogur o jugo.

Utiles en la diabetes:

Son un buen complemento en la alimentación de las personas con diabetes. Ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre porque la fibra captura parte de esos azúcares y los libera lentamente, lo que evita que haya picos de glucosa e insulina en sangre. También tienen efectos beneficiosos en la artritis reumatoide y el asma.

Las superpoderosas semillas de chía

Amigas del corazón:

Son un recurso de primer orden para reducir los triglicéridos y el colesterol LDL en sangre, al tiempo que incrementa el colesterol HDL (el bueno). Reducen el riesgo de trombos, la agregación plaquetaria y la viscosidad sanguínea. Son un gran apoyo en el control de la presión sanguínea y la prevención del ACV.

Cuida los huesos:

Con solo 30 gramos de chía obtenemos el 20 por ciento de la cantidad de calcio recomendada, un mineral indispensable para mantener la masa y estructura ósea. También aporta boro, que ayuda a metabolizar el calcio.

Usos en la cocina:

Las semillas molidas se utilizan para condimentar guisos y en pastelería. En la cocina vegana se usan molidas y mezcladas con un poco de agua, para sustituir el huevo. La harina es adecuada para celíacos, porque no contiene gluten. En México se bebe el agua de chía: jugo de limón, azúcar, agua y semillas de chía. Se sirve muy fría.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios