miércoles 25 de noviembre de 2020
SALUD | 18-11-2020 14:24

Cómo dejar de postergar

La procrastinación es el hábito de demorar o retrasar tareas o decisiones importantes. Aunque no es un trastorno nuevo, es sin duda uno de los males de nuestra época.

Proviene del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro, postergación o posposición. Por lo tanto, la procrastinación es la acción o el hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Es un problema de mala organización del tiempo.

La protectora Vitamina C
Leé también
La protectora Vitamina C

Quien pospone o procrastina lo que está realizando, en el fondo, es una conducta claramente evasiva. Puede deberse a muchas causas: miedo al fracaso, temor al cambio, falta de claridad en los objetivos, perfeccionismo, etc.

Las tareas más procastinadas son: limpiar la casa, hacer las compras, planchar, preparar las valijas, ir al médico, cortarnos el pelo, dejar de fumar, hacer más ejercicio o dieta, no resolver conflictos de pareja, preparar una fiesta de aniversario, dedicarle más tiempo personal a nuestros hijos, etc.

Regla de 2 minutos:

Para ayudar a dejar de procrastinar podemos llevar a cabo la "regla de 2 minutos", de James Clear. ¿De qué se trata?

Si toma menos de dos minutos, entonces hacelo ahora: es increíble la cantidad de cosas que postergamos que podríamos hacer en dos minutos o menos. Por ejemplo, lavar los platos después de comer, poner la ropa en el lavarropas, sacar la basura, enviar un email, entre otras. Si una tarea necesita de menos de dos minutos, entonces sigamos la regla y hágamosla ahora mismo.

Cuando inicies un nuevo hábito, este debe tomar menos de dos minutos en hacerse: ¿Todas nuestras metas pueden lograrse en menos de dos minutos? Por supuesto que no. Pero todas las metas pueden iniciarse en dos minutos o menos. Y ése es el propósito detrás de esta regla.

Este método funciona tanto para los grandes objetivos como para los pequeños debido a la inercia de la vida. Esto significa que suele ocurrir que una vez que empezamos a hacer algo, es más fácil continuar haciéndolo.

La regla de 2 minutos funciona porque adoptamos la idea de que todas las cosas ocurren una vez que las iniciamos. Luego, continuamos haciéndolas, y ya no las postergamos.

Ejemplos:

¿Querés salir a caminar todos los días? Solo ponete las zapatillas y salí (la regla de 2 minutos), y pronto te encontrarás caminando una hora por día. ¿Querés comer más saludable? Solo comé una fruta (la regla de 2 minutos), y pronto tu menú será una ensalada colorida y sana.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios