miércoles 25 de noviembre de 2020
SALUD | 12-11-2020 09:30

Vitamina A para la inmunidad

Para defendernos de los virus necesitamos alimentar nuestras defensas. Y esta sustancia es una aliada especial para proteger los pulmones.

Estamos acostumbrados a pensar en la vitamina A como beneficiosa para la piel y los ojos. Sin embargo, su acción va mucho más allá e incluye la salud de los pulmones y del sistema respiratorio entero, pues se trata de un nutriente fundamental para las mucosas y para la inmunidad.

En nuestro cuerpo, juega un rol importante en estas funciones: 

1. Visión

2. Crecimiento de los huesos

3. Aparato reproductivo

4. Funciones celulares

5. Sistema inmune

Vitamina A para la inmunidad

Se ha descubierto, por ejemplo, que durante el embarazo y la infancia, se requiere vitamina A para el desarrollo pulmonar.

En la adultez se necesita vitamina A para la salud respiratoria, ya que ayuda en el mantenimiento y la regeneración de los alvéolos pulmonares. Además, la vitamina A promueve la formación de mucina, una secreción inmune protectora. La mucina es uno de los ingredientes del moco, barrera contra los microbios.

Fuentes naturales:

La vitamina A es un antioxidante. Se obtiene de las plantas o animales. Las frutas de colores y verduras son ricas en esta vitamina. Las fuentes animales incluyen el hígado y la leche entera. La vitamina A también es agregada a algunos alimentos como los cereales.

Vitamina A para la inmunidad

Una de sus principales fuentes es el betacaroteno aportado por los vegetales, especialmente los de color amarillo, rojo, naranja y verde.

Algunos alimentos especialmente ricos son las zanahorias, el boniato o batata, los damascos o la calabaza. Este betacaroteno es transformado por las enzimas intestinales en retinol y ácido retinoico, que es el metabolismo activo de la vitamina.

Para que la conversión del betacaroteno en vitamina A sea eficiente se necesita la participación de grasas alimentarias y de la vitamina E, y que el hígado, la vesícula biliar, el intestino y la tiroides se encuentren en buen estado.

Los alimentos de origen animal proporcionan vitamina A, cuya absorción es más sencilla. No obstante, las personas saludables que siguen dietas vegetarianas correctamente no están expuestos a sufrir deficiencias.

Se puede necesitar mayor cantidad de esta vitamina si se padece ciertas afecciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística y enfermedad de Crohn.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios