miércoles 25 de noviembre de 2020
SALUD | 12-11-2020 08:30

Cómo prevenir las infecciones urinarias

Muy frecuentes en las mujeres, se pueden curar con con el tratamiento correcto y evitar teniendo en cuenta algunos hábitos saludables y de alimentación.

Son el segundo tipo de infección más frecuente en la consulta médica y las mujeres son las principales afectadas. Esta mayor propensión se debe a que la uretra (conducto que va desde la vejiga hasta el orificio exterior), es mucho más corta, lo que facilita la penetración de las bacterias.

La protectora Vitamina C
Leé también
La protectora Vitamina C

La infección más frecuente es la cistitis, en la que los gérmenes afectan las vías urinarias inferiores (uretra y vejiga). La culpable suele ser la bacteria escherichia coli, que se encuentra en forma habitual en las zonas distales del tubo digestivo. Las relaciones sexuales aumentan la probabilidad de padecer una cisitis debido al paso de bacterias hacia la uretra. El embarazo, la diabetes y la menopausia son factores que aumentan los riesgos de padecerla.

La infección urinaria se detecta mediante un análisis de orina. También puede indicarse un urocultivo, para identificar las bacterias que causan la infección y una ecografía de vejiga.

Síntomas y tratamiento:

Dolor al orinar y necesidad de hacerlo con frecuencia son los síntomas típicos. La orina puede ser turbia. La cistitis no suele acompañarse de temperatura. Si se presenta fiebre elevada y dolor lumbar, debe sospecharse de una infección de las vías urinarias altas, con afectación del riñón. 

Si los síntomas se deben a una infección, el médico recetará un antibiótico para eliminar las bacterias. Si la infección es recurrente, (tres episodios o más en un año) se realiza un tratamiento preventivo con antibióticos durante varios meses.

Buenos hábitos:

Tomar mucho líquido: es importante beber por lo menos dos litros de agua por día y orinar con frecuencia. Al retener la orina, hay mayor probabilidad de que los gérmenes se reproduzcan.

Atención con la higiene: luego de orinar, limpiarse siempre la zona genital desde adelante hacia atrás, nunca al revés (para no trasladar las bacterias).

Evitar los alimentos y bebidas que son irritantes para la vejiga: café, chocolate, comidas picantes y bebidas alcohólicas.

Beber jugo de arándanos: tienen una propiedad que inhibe la adherencia de las bacterias a la pared de la vejiga. Se vende en las Dietéticas.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios