lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 19-01-2022 09:27

Hernia de disco: Tratamiento del dolor

Se trata de un problema con los amortiguadores cartilaginosos que se encuentran entre las vértebras que se apilan para formar la espina dorsal. Conocé cómo la quiropraxia puede ser una alternativa para tratarla.

Un disco intervertebral se compone de un anillo externo, fibroso, y una parte blanda central. El disco en sí recibe alimentación a través del movimiento de las vértebras por encima y por debajo de ella, el movimiento de “aplastar” hace que la sangre y los fluidos pasen a través del disco.

Si este movimiento no se produce, el anillo exterior puede secarse y deteriorarse, haciendo que la parte blanda del disco salga. Esto es lo que comúnmente se conoce como una hernia de disco. Ahora, si el disco sólo se abulta, estamos en presencia de una protrusión discal.

No todos los discos herniados pueden causar dolor o incomodidad, es cuando el bulto ejerce presión sobre el nervio espinal que aparece el dolor, o una reacción inflamatoria. Por eso es muy importante tener una comprensión completa de lo que está causando el cuadro.

Otro término importante a entender en el diagnóstico de una hernia de disco es la subluxación vertebral. Subluxación es cuando uno o más de los huesos de la columna (vértebras) se mueven de su posición, creando una presión en los nervios espinales. Esta presión o irritación en los nervios hacen que estos no funcionen correctamente e interfieren con las señales que viajan por ellos, originando como consecuencia que funcionemos mal.

Algunos síntomas:

Dolor que se extiende sobre las nalgas, la parte posterior del muslo y en la pantorrilla.

Dolor que puede ser en una pierna (más común) o en ambas piernas. Sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad en las piernas, en los pies o brazos.

Dolor repentino o cuello torcido que no puede enderezarse sin un serio dolor.

Trastornos intestinales o en la vejiga, cambios y / o entumecimiento en la ingle.

Cómo se trata:

Un quiropráctico entiende que todos estos dolores son una consecuencia de que el paciente está “funcionando” mal, sus nervios están irritados o comprimidos. Por lo que ahí será decisión de la persona medicarse con analgésicos o buscar una solución concreta del problema.

Si se entiende que un nervio está comprimido, básicamente es un problema mecánico, se necesita una solución mecánica que descomprima el problema.

Tomar antiinflamatorios o analgésicos es “tapar el dolor”, cuando en realidad el dolor “avisa” que algo no anda bien, el tema es encontrar lo que lo causa.

El diagnóstico precoz y un cuidado conservador es la mejor manera de empezar a corregir el sufrimiento de una hernia de disco.

 

Marcelo Barroso Griffiths

(Matrícula 9784)

Quiropráctico AQA

vertebralle.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios