martes 21 de septiembre de 2021
SALUD | 09-03-2021 11:33

El higo, una caja de sorpresas

Es una fruta genuinamente mediterránea y está llena de minerales y de beneficios para la salud. Controla los niveles de colesterol y también es rico en fibras y nutrientes. Descubrí sus mil y una propiedades.

Bajos en calorías:

Al tratarse de una fruta tan dulce y jugosa tiene fama de ser muy calórica. Sin embargo, su aporte energético, si se consume el higo fresco, es solo un poco mayor que el de las manzanas. Además, esas calorías provienen enteramente de sus azúcares naturales (glucosa, fructosa, sacarosa) y su porcentaje de grasas y proteínas es mínimo. ¿Cuántas calorías aporta? Solo 74 cada 100 g de higos frescos, o 249 en la misma cantidad de higos secos. También son ricos en fibras y minerales como el calcio y el magnesio (especialmente concentrados en los higos secos).

Al elegirlos, deben ceder un poco al tacto. Si son duros, posiblemente estén verdes

Nutrientes:

En cuanto a sus vitaminas, se destacan la K y, en los higos frescos, varias del grupo B, como B1, B5 y B6.

El aporte de fibra (3 g por cada 100 g) es su característica nutricional más destacable, incluyendo fibras solubles e insolubles.

Potasio: es el mineral más abundante en el higo: 232 mg/100 g en el fresco y 680 en el seco.

Calcio: el higo es la fruta que más calcio contiene: 35 mg/100 g en el caso de los higos frescos y 162 mg en los higos secos.

Magnesio: con 17 mg y 68 mg por 100 gramos de higo fresco y seco respectivamente, asegura la fijación del calcio.

Fósforo: aporta la mitad que de calcio, la proporción ideal para el equilibrio mineral del esqueleto y para mantener los huesos en buen estado.

Hierro: los higos secos ayudan a obtener dosis moderadas de hierro: una ración de 50 gramos cubre el 6% de las necesidades diarias de la mujer y el 8% de las del hombre.

Manganeso: este oligoelemento participa en la formación de huesos y tejidos, en la coagulación de la sangre, en las funciones de la insulina y en la síntesis del colesterol.

Al elegirlos, deben ceder un poco al tacto. Si son duros, posiblemente estén verdes

Beneficios:

Anticolesterol: las fibras solubles ayudan a controlar los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre y contribuyen a regular el tránsito intestinal.

Buenos para los huesos: sus minerales –en especial el calcio (35 mg/100 g) y el magnesio (17 mg/100 g)– los convierten en una fruta adecuada para mantener en buen estado los sistemas nervioso y músculo-esquelético.

Para la soriasis: un compuesto denominado psoraleno se emplea con éxito en el tratamiento de afecciones cutáneas como eczemas o psoriasis.

Frescos vs. secos:

En los secos, los valores nutritivos para porciones iguales de igual peso de fruta, se concentran multiplicándose por tres, debido a la pérdida de agua, que pasa del 80% en los frescos, al 30% o menos en los secos.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios