lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 21-01-2022 09:37

Diarrea del viajero: Qué es y claves para evitarla

Esta afección, que suele surgir cuando nos exponemos a alimentos o agua contaminados, se puede prevenir tomando sencillas precauciones. Tomá nota.

Se trata de un trastorno del tracto digestivo que suele ocasionar diarrea y cólicos abdominales. Su causa es la ingesta de alimentos o agua contaminados. Afortunadamente, la diarrea del viajero no suele ser grave en la mayoría de las personas, solo es desagradable.

Al visitar un lugar donde el clima o los estándares de sanidad son diferentes a los de nuestro hogar, aumenta el riesgo de desarrollar esta afección.

Para reducir el riesgo de tener diarrea del viajero, hay que tener mucho cuidado con lo que se come y bebe al viajar.

Si se desarrolla diarrea del viajero, lo más probable es que se resuelva sin tratamiento. Sin embargo, es buena idea tener medicamentos aprobados por el médico al realizar viajes a lugares de alto riesgo en caso de que la diarrea persista o empeore. La diarrea del viajero puede comenzar de forma abrupta durante un viaje o poco tiempo después del regreso. La mayoría de las personas mejoran en el plazo de 1 a 2 días sin tratamiento y se recuperan por completo en una semana.

Viajar a Europa del Este, Sudáfrica, Asia Central y del Este, Oriente Medio y algunas islas del Caribe puede aumentar las posibilidades de padecer esta afección.
FUNDAMENTAL: Lavarse las manos a menudo y siempre antes de comer. Si no es posible hacerlo, utilizar alcohol en gel.

Síntomas:

Los signos más comunes de diarrea del viajero son los siguientes:

Aparición abrupta de episodios de deposiciones acuosas y más blandas tres o más veces al día

Necesidad urgente de defecar

Cólicos abdominales

Náuseas

Vómitos

Fiebre

En algunos casos, quienes la sufren pueden experimentar deshidratación moderada a grave, vómitos persistentes, fiebre alta, heces con sangre o fuertes dolores en el abdomen o en el recto. Si la diarrea dura más de un par de días, es momento de consultar a un médico.

Viajar a Europa del Este, Sudáfrica, Asia Central y del Este, Oriente Medio y algunas islas del Caribe puede aumentar las posibilidades de padecer esta afección.
Consejo: Consumir frutas y vegetales que se puedan pelar, tales como las bananas, las naranjas y las paltas.

Causas:

Es posible que la diarrea del viajero se produzca por el estrés del viaje o por un cambio en la alimentación, pero, por lo general, los culpables son agentes infecciosos, como bacterias, virus o parásitos. Por lo general, la diarrea del viajero se produce luego de la ingesta de alimentos o agua contaminados con organismos provenientes de las heces.

Entonces, ¿por qué los habitantes nativos de los países de alto riesgo no se ven afectados de la misma forma? Por lo general, sus cuerpos se habituaron a la bacteria y desarrollaron inmunidad contra esta.

Complicaciones:

Debido a la pérdida de líquidos, sales y minerales vitales durante un episodio de diarrea del viajero, la persona afectada podría sufrir deshidratación, en especial durante los meses de verano. Esta es especialmente peligrosa para los niños, los adultos mayores y las personas con un sistema inmunitario debilitado.

La deshidratación ocasionada por la diarrea puede provocar complicaciones graves, como daños en los órganos, estado de choque o coma. Entre los signos de deshidratación se incluyen boca muy seca, sed intensa, orina escasa o nula, mareos o debilidad extrema.

Tratamiento:

La diarrea del viajero puede mejorar sin ningún tratamiento. Pero, mientras se espera, es importante mantenerse hidratado con líquidos seguros, como agua embotellada o bebidas deportivas.

Si no hay mejora, existen medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas:

Agentes antimotilidad: estos medicamentos, que incluyen loperamida y/o difenoxilato, proporcionan un alivio rápido pero temporal al reducir los espasmos musculares en el tracto gastrointestinal y permitir más tiempo para la absorción. Si se tiene dolor abdominal o los síntomas empeoran y la diarrea continúa luego de 48 horas de utilizar agentes antimotilidad, dejar de consumirlos. En esos casos, consultar a un médico.

Subsalicilato de bismuto: este medicamento de venta libre puede disminuir la frecuencia de las deposiciones y reducir la duración de la enfermedad. Sin embargo, no se recomienda para niños, mujeres embarazadas o personas alérgicas a la aspirina.

Antibióticos: un médico puede recetarlos si se tiene más de cuatro episodios de diarrea al día o síntomas graves, entre ellos fiebre o presencia de sangre, pus o mucosidad en las heces. Antes de salir de viaje, hablar con el médico sobre la posibilidad de llevar una receta en caso de diarrea del viajero.

La mejor prevención:

• Cuidado al comer. La regla general al viajar a otro país de riesgo es la siguiente: hervir, cocinar, pelar. Sin embargo, es posible enfermarse incluso si se siguen estas reglas.

• No consumir alimentos de vendedores ambulantes.

• Evitar la leche y los lácteos sin pasteurizar, incluidos los helados.

• Evitar la carne, los pescados y los mariscos crudos o poco cocidos.

• Mantenerse alejado de los alimentos húmedos a temperatura ambiente, como salsas y platos de bufé.

• Comer alimentos que estén bien cocidos y que se sirvan calientes.

• Consumir frutas y vegetales que se puedan pelar, tales como las bananas, las naranjas y las paltas. Evitar ensaladas y frutas que no se puedan pelar, como uvas.

• No beber agua no esterilizada (de la canilla o río). Evitar cubos de hielo o jugos de frutas hechos con agua de la canilla.

• Para preparar una solución de rehidratación, mezclar 3/4 cdita. de sal, 2 cdas. de azúcar, 1 litro de agua hervida o embotellada y edulcorante.

 

Fuente: Mayo Clinic.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios