jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 14-07-2021 00:22

Cómo tratar los divertículos

Se trata de pequeñas protuberancias que pueden formarse en cualquier segmento del tracto gastrointestinal. Descubrí cómo es esta patología y cuál es su tratamiento.

El estrés diario, los hábitos alimenticios, el poco tiempo que dedicamos a comer traen consigo diversos trastornos. La diverticulosis es una enfermedad que está vinculada con la constipación y con el acelerado ritmo de vida actual. Es habitual que la persona, en su rutina diaria, coma apurado y mastique mal. Esto puede afectar el ritmo evacuatorio normal. Los episodios de estreñimiento y diarrea suelen ser motivo frecuente de consulta médica.

Los divertículos son como pequeñas hernias que sobresalen de los órganos del tubo digestivo. Suelen manifestarse en el intestino grueso y comúnmente no presentan síntomas.

La diverticulosis es un cuadro en el que el paciente presenta divertículos, si estos se inflaman el proceso agudo se denomina diverticulitis. Esta afección tiene síntomas específicos. En algunos casos puede motivar incluso hasta la internación. Los síntomas suelen ser dolor abdominal generalmente del lado izquierdo, constipación y puede presentarse fiebre.

Tratamiento indicado:

Los casos más comunes requieren de un tratamiento vinculado con una dieta adecuada y medicación que suelen ser reguladores intestinales.

Lo importante es que la persona con diverticulosis logre tener un buen ritmo evacuatorio. Para llegar a este objetivo se deben modificar los hábitos de alimentación. Es necesario incluir en la dieta diaria alimentos ricos en fibras, que ayuden a evitar la constipación, como verduras y frutas. La abundante ingesta de líquido es otro factor que debe tenerse en cuenta.

En los casos de diverticulitis, el médico suele aconsejar reposo y no ingerir alimentos. Se coloca suero, antiespasmódicos y antibióticos porque es un cuadro infeccioso.

Alimentos no recomendados:

No elegir alimentos que puedan constipar como arroz, quesos duros picantes, condimentos, bebidas alcohólicas, café en exceso.

Es recomendable evitar las comidas a base de harina, eludir fritos, tucos, pizza y empanadas.

Si los síntomas no son específicos, cambiar los hábitos alimenticios es fundamental para contrarrestar la acción de la diverticulosis.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios