miércoles 1 de diciembre de 2021
SALUD | 19-10-2021 13:18

Cómo tratar la presbiacusia

Es la pérdida auditiva bilateral simétrica causada por los cambios degenerativos de la edad. Afecta cada vez a más personas en todo el mundo, limitando su vida cotidiana y su conexión social y familiar. Es fundamental detectarla y tratarla a tiempo.

Durante el envejecimiento, la pérdida de audición es considerada como uno de los problemas de salud pública más importante por su impacto sobre el bienestar físico, emocional y social de la persona, disminuyendo de manera notable la calidad de vida de quien la padece. Esto se debe a que un déficit auditivo no sólo afecta la percepción y la comprensión del habla, sino que también condiciona el nivel de participación social. Esto último se manifiesta en una tendencia a la depresión, a la disminución de la autoestima, al aislamiento social y al aumento significativo del estrés familiar.

Las personas mayores afectadas de pérdida auditiva experimentan, en primer lugar, dificultades para entender con normalidad el habla de su interlocutor, especialmente en entornos ruidosos, en una emisión de habla excesivamente rápida o con diferentes interlocutores al mismo tiempo”, explica el Dr. Luciano Mendonca, especialista en otorrinolaringología, encargado del sector Otología y Audición del Hospital César Milstein.

El diagnóstico, la clave:

Ante la determinación médica de que el paciente padece presbiacusia (“escucha pero no entiende lo que le dicen”, en general es bilateral y lentamente progresiva), es fundamental actuar sin pérdida de tiempo. El deterioro progresivo de la audición de estos pacientes sin tratamiento termina por aislarlos socialmente lo que conlleva a la depresión y a una deficiente calidad de vida.

El tratamiento:

Protésico: en la actualidad se dispone de auxiliares auditivos u audio prótesis que pueden ofrecer resultados funcionales adecuados con audífonos digitales, ya que el procesamiento digital de la señal permite manipular sus características (eliminar ruido, limitar ganancias, comprimir frecuencias, seleccionar ambientes, etc.), proporcionando al paciente la capacidad de oír nuevamente en cualquier ambiente sin molestias. En los casos que así se requiera y previa evaluación por el equipo de implante coclear institucional, se puede utilizar este tipo de dispositivo.

Quirúrgico: si reúne las condiciones de hipoacusia severa a profunda, el implante coclear es una opción.

 

Fuente:

Luciano Mendonca, Especialista en otorrinolaringología, encargado del sector Otología y Audición del Hospital César Milstein.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios