lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 08-03-2022 11:01

Cómo superar la agorafobia

Temor de salir a la calle, a los espacios cerrados y a los abiertos, a hacer una fila o a estar en medio de una multitud. Estos son los síntomas de esta fobia que puede tratarse con éxito.

La agorafobia es un trastorno de ansiedad que se define como el miedo a salir de casa o a estar en lugares públicos en los que se podría sufrir un episodio de intensa ansiedad. En ocasiones, esto puede implicar no salir para nada de la propia vivienda durante meses o incluso años. Los síntomas típicos comprenden el miedo a:

Salir de casa solo

Multitudes o esperar en una fila

Espacios cerrados, como cines, ascensores o tiendas pequeñas

Espacios abiertos, como estacionamientos, puentes o trenes

Usar el transporte público, como autobuses, aviones o trenes

Estas situaciones causan ansiedad porque se teme no poder escapar o encontrar ayuda si se empieza a sentir pánico o a tener otros síntomas incapacitantes o avergonzantes.

Sufrir de agorafobia puede suponer una importantísima limitación vital, ya que es posible que acarree para el paciente el abandono del trabajo o los estudios, la pérdida de relaciones sociales, así como dificultades para cumplir con responsabilidades que tendrán que asumir familiares, con las consecuencias de dependencia que esto representa.

Además, una agorafobia muy prolongada puede representar una auténtica cárcel para las personas que la padecen, llegando a traducirse en sentimientos de soledad y depresión.

Terapia:

Con frecuencia, las personas con agorafobia desarrollan muchas conductas de seguridad, es decir, hábitos con los que tratan de hacer frente al miedo que sienten. Entre estas conductas de seguridad se encuentran: la toma de fármacos, prácticas físicas (respiraciones), estar acompañados siempre que tengan que enfrentarse a determinadas situaciones y la necesidad de evitar completamente el entorno temido. Con estas actitudes, el temor puede reducirse de forma inmediata; sin embargo, tienen el efecto contraproducente de perpetuar la situación en el tiempo.

Hoy en día las terapias psicológicas ayudan a miles de personas a salir de esta enfermedad y recuperar una vida normal.

Un psicólogo aconsejará sobre los pasos a seguir, establecerá el tratamiento más adecuado, tratará los síntomas y ayudará a superarlos.

Por lo general, algunos tipos de antidepresivos se usan para tratar la agorafobia.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios