miércoles 16 de junio de 2021
SALUD | 07-06-2021 13:48

Cómo se deben tratar los cálculos renales

Una dieta abundante en embutidos, comidas rápidas y poco consumo de agua puede dar origen a "las piedras" en los riñones. Existen distintas opciones de tratamiento.

La litiasis renal o cálculos en el riñón afecta al 2 por ciento de la población. Es una enfermedad con alta prevalencia, más frecuente entre los 30 y 50 años. La relación por sexo es de 3-1 hombre a mujer.

El 67 por ciento de los pacientes con antecedentes de litiasis tienden a repetir los episodios. El diagnóstico de esta afección es más frecuente en épocas de clima cálido y su formación está favorecida por una alimentación rica en proteínas de origen animal, comidas rápidas, embutidos, entre otros.

Por diversos factores que generan el aumento de dichos elementos en la filtración de orina, se forman cristales que, sumados forman los cálculos. Para su detección se hacen ecografías y/o tomografías computadas.

Síntomas y tratamientos:

Si bien la manifestación clínica de los cálculos puede ser asintomática también puede presentar los siguientes síntomas:

Dolor en la región lumbar.

Sensación de pesadez en la zona lumbar.

Cólico renal de gran intensidad.

Signos de infección urinaria, fiebre.

Los tratamientos pueden ser quirúrgicos, que se destacan por ser mínimamente invasivos ya que son vía endoscópica, por ondas de choque o bien por punción percutánea.

Si se opta por el tratamiento quirúrgico, posteriormente debe sumarse el tratamiento metabólico (dieta y medicamentos), que dependerá de cada cálculo en particular.

Superado el episodio inicial de la litiasis el paciente debe seguir en control permanente debido a que es muy frecuente que se presente nuevamente.

El cuidado de los riñones:

Este no es un tema que en forma habitual se aconseje a la población, sin embargo es muy importante. Si bien en los chequeos clínicos se contempla el control de la función renal, es fundamental considerar algunos aspectos sobre la prevención de enfermedades renales para cuidar estos órganos.

Un hábito imprescindible es la abundante ingesta de agua, la mejor forma de suprimir la sobresaturación de la orina, mecanismo de la formación de las litiasis.

 

Fuente:

Dr. Carlos Ameri

Jefe del Servicio de Urología del Hospital Alemán (MN 60245).

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios