miércoles 16 de junio de 2021
SALUD | 20-05-2021 09:53

Chocolate: El manjar de los dioses y del bienestar

Siempre que se consuma con moderación y que contenga el máximo de cacao, es un alimento beneficioso para la salud por su efecto antioxidante, cardiosaludable y estimulante del buen ánimo.

Los aztecas lo consideraban el alimento de los dioses un regalo divino que les proporcionaba más fuerza y resistencia física.

La primera receta que se conoce del chocolate o “xocoalt es de este pueblo, antes de la llegada de los españoles a América. Desde ese entonces al día de hoy sigue deleitándonos y la ciencia descubriendo nuevos beneficios, que nos convencen de comer una barrita cada día.

¿Qué es el chocolate? Es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos obtenidos de las semillas del cacao: la pasta de cacao y la manteca de cacao. A partir de la mezcla de estos tres ingredientes en variadas proporciones, es que se elaboran los diferentes y deliciosos tipos de chocolates con leche, frutos secos, especias, etc.

Los efectos beneficiosos del chocolate se deben al cacao que contiene. Así, cuanto más cacao y menos cantidad de otros ingredientes, mejor. Lo ideal es que el porcentaje de cacao sea mayor al 70 por ciento.
Amigo del corazón: El chocolate es un gran antioxidante, antitrombótico, tiene efectos beneficiosos para combatir la hipertensión y puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Energía saludable:

El contenido en hidratos de carbono y grasas del chocolate varía en función de la variedad de la que se trate, pero, en general, consumido con moderación, se considera una sana fuente de energía.

Además, es un alimento rico en minerales (magnesio, potasio, fósforo, hierro, calcio, zinc), así como en ácido fólico y, en caso de que contenga frutos secos, también en fibra. Pero el chocolate tiene más propiedades saludables, que aumentan según la cantidad de cacao que contenga:

Beneficia la salud del corazón y las arteriasEl cacao se destaca por su composición en flavonoides, que ejercen una actividad antioxidante, ayudando a prevenir el envejecimiento de las células, las enfermedades degenerativas e incluso el cáncer.

Además, los flavonoides evitan que el colesterol “malo” (LDL) forme placa de ateroma que pueda llegar a obstruir las arterias. El cacao posee también esteroles vegetales (fitoesteroles), compuestos que ejercen un efecto de bloqueo de la absorción del colesterol alimentario en el intestino. Cuanto más puro sea el chocolate, más propiedades antioxidantes contiene.

Ayuda a mejorar el estado de ánimo, ya que induce a la producción en el cerebro de una sustancia denominada triptófano, vinculada a la serotonina. Esta hormona es la responsable de que disfrutemos de las sensaciones de felicidad y tranquilidad.

Estimula el sistema nervioso porque contiene teobromina, una sustancia que ayuda a combatir la fatiga mental y favorece un mejor rendimiento intelectual.

Los efectos beneficiosos del chocolate se deben al cacao que contiene. Así, cuanto más cacao y menos cantidad de otros ingredientes, mejor. Lo ideal es que el porcentaje de cacao sea mayor al 70 por ciento.
Una barrita: El chocolate, consumido en estado puro y con moderación, no engorda. Tiene unas 500 calorías cada 100 g. Por eso, una porción de 20 g aporta solo 100 cal.

Diferentes tipos de chocolate:

Los sabores del chocolate se producen mediante la variación de las cantidades de sus ingredientes básicos: manteca de cacao, pasta de cacao y azúcar que encontramos en cada uno de ellos. Otros sabores pueden ser obtenidos por el agregado de leche, frutas secas, menta , vainilla , café , naranja, frutilla. etc.

Chocolate negro o amargo. Este es el más puro y es la base para fabricar todo tipo de chocolates. Es la mezcla de pasta de cacao, manteca de cacao y azúcar sin ningún conservante ni edulcorante. Tiene un alto contenido de pasta de cacao, entre 60 y 80 por ciento, de ahí su sabor más amargo. Al adicionarle azúcar se preparan tortas, brownies, galletas, etc. El chocolate para taza es el chocolate negro con algo de fécula para que se espese al tomarlo.

Chocolate semiamargo: Este tipo contiene un mínimo de 35 por ciento de pasta de cacao más manteca de cacao y azúcar en diversas cantidades, se utiliza con frecuencia para cocinar.

Chocolate con leche: Está elaborado con pasta de cacao, manteca de cacao, azúcar y leche en polvo, líquida o leche condensada.

Este chocolate es más graso que el chocolate negro y tiene un sabor más suave porque contiene sólo de un 20 a un 30 por ciento de pasta de cacao. Su contenido de proteínas es mayor debido al agregado de leche. No debe usarse en la cocina pues se endurece muy rápidamente luego de ser fundido.

Chocolate blanco. Contiene pasta de cacao. Se elabora con manteca de cacao, leche en polvo, azúcar, lecitina de soja y aromatizantes como la vainilla. Es un chocolate grasoso y difícil de trabajar en cocina debido a la alta cantidad de leche y azúcar que tiene su composición, además se endurece muy rápido.

Chocolatines y barritas: Su contenido de cacao depende del fabricante. Ayudan a reponer energías rápidamente a las personas que realizan esfuerzos físicos e intelectuales.

Chocolate cobertura: es especial para trabajar en repostería. Tiene un alto contenido graso debido a la alta cantidad de manteca de cacao de su composición, esto hace que sea muy fácil su fundición, luego se cristaliza quedando una cobertura lisa y brillante.

Chocolate light: tiene casi las mismas calorías que el chocolate común, y esto es debido a que se reemplaza azúcar por grasa. Esto es favorable para una persona con diabetes pero no así para quienes tienen sobrepeso u obesidad. Es posible utilizarlo en repostería o para postres.

Los efectos beneficiosos del chocolate se deben al cacao que contiene. Así, cuanto más cacao y menos cantidad de otros ingredientes, mejor. Lo ideal es que el porcentaje de cacao sea mayor al 70 por ciento.
Atención: el chocolate light contiene calorías semejantes al común. A no excederse.

Cacao en polvo: Se realiza por la pulverización de la pasta de cacao y la eliminación de la manteca de cacao. Industrialmente se comercializa azucarado para mezclar con leche.

Consejos para su consumo:

El chocolate puede consumirse a diario pero siempre con moderación, ya que aporta muchas calorías por su contenido en azúcar y grasas.

Se recomienda consumir hasta 20 g por día (una barra) para personas sin sobrepeso u obesidad.

El chocolate light debe ser consumido en las mismas cantidades que para el chocolate común ya que sus calorías son semejantes. Este se recomienda para las personas diabéticas con control de la glucemia y bajo supervisión de un nutricionista.

Si bien se asocia al chocolate con la posible aparición de acné, su consumo no se relaciona directamente con esto ya que suele haber otros factores, especialmente hormonales que lo causan.

El chocolate negro es el que más beneficios le otorga al organismo ya que es el que contiene más pasta de cacao con poder antioxidante y se considera el chocolate de mejor calidad.

El chocolate blanco no posee las propiedades benéficas para la salud como el chocolate negro: ya que no lleva nada de pasta de cacao. Se elabora con manteca, leche y azúcar.

El chocolate provoca al organismo la liberación de endorfinas que es una sustancia que mejora el estado anímico y causa una sensación placentera. Por eso se recomienda comer un pedacito de chocolate diariamente, debido a todas sus propiedades beneficiosas para la salud.

Los efectos beneficiosos del chocolate se deben al cacao que contiene. Así, cuanto más cacao y menos cantidad de otros ingredientes, mejor. Lo ideal es que el porcentaje de cacao sea mayor al 70 por ciento.

¿Por qué nos gusta tanto?

En tabletas, conitos, alfajores, tortas, bombones, cascadas para bañar frutas...¿cuántas presentaciones existen para disfrutar de este manjar? Indudablemente es el dulce preferido del mundo entero. ¿Por qué sera?.

El chocolate está estrechamente asociado al placer: Su sabor, al que contribuye su contenido en azúcar, más su palatabilidad, su textura y el hecho de que se deshaga en la boca (por la manteca de cacao), favorecen esta experiencia tan placentera.

Además, la combinación de azúcar con triptófano, un aminoácido del cacao, favorece la producción en el cerebro de serotonina, un neurotransmisor relacionado con sensaciones de bienestar.

El cacao contiene también teobromina y cafeína, dos alcaloides de efecto estimulante: Por otro lado, se sabe desde hace más de una década que en el cacao se encuentra anandamida (ananda en sánscrito significa felicidad), sustancia que brinda sensación de bienestar.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios