lunes 20 de septiembre de 2021
FAMILIA | 27-05-2021 09:25

Aromas para ser feliz

Una guía completa de cosmética natural, aromaterapia, cuidado del cuerpo y el espíritu es lo que propone Eleonora Dubini en su hermoso libro Silvestre y en sus redes sociales.

Más conocida como Duba, esta especialista en aromaterapia clínica recorrió un largo camino hasta llegar a crear Mi vida botánica, su espacio en las redes donde brinda todos sus conocimientos para crear nuestra propia cosmética natural y productos de aromaterapia aprovechando los recursos naturales que tenemos alrededor.

A través de las redes sociales comparte recetas y reflexiones para ser plenamente conscientes de nuestro entorno y difunde información sobre un estilo de vida más sustentable. Fruto de toda esa información nació su libro Silvestre, que acaba de publicar, donde se encuentran sus dos pasiones: las letras y la naturaleza.

Un alto en el camino:

Luego de un accidente de tránsito, la pérdida de un embarazo y la muerte de su hermano, Eleonora Dubini tuvo como un despertar, esos que da la vida cuando aparecen todas las desgracias juntas.

El cambio lo podés empezar hoy: aquí y ahora con lo que tenés, así sea una mentita en el balcón
La magia está en vos: "Siento con una claridad plena que la fuerza del #librosilvestre prueba que estamos cocreando un presente más esperanzador y un futuro más bello", comenta Duba en IG.

Estaba viviendo en automático. Seguía con mi vida como si nada porque sabía que, en cuanto parara, me iba a doler mucho. El accidente me conectó. Cuando abrí los ojos y ví ese sol brillante, ese cielo azul, sentí que me había despertado de esa pesadilla en la que había estado viviendo.

Empecé a contemplar la naturaleza y sentí que es ahí donde todos somos uno. Eso que dicen que ‘todo tiene que ver con todo’, en la naturaleza se ve claramente. Y ahí volví a reencontrarme con lo que había perdido. El cielo queda muy lejos, la naturaleza está acá en las plantas, las flores, la tierra, el mar, los pájaros, el agua...”, contó en una entrevista en su casa, en Palermo Soho, con jardines repletos de romero, eucaliptus y flores, que decoran y aromatizan cada ambiente.

Eleonora es licenciada en lengua y literatura inglesa y trabaja como traductora científico-literaria desde hace más de 20 años. Vivió en California, Miami y Londres. Allí fue donde empezó a interesarse por la aromaterapia, la botánica y la herboristería.

Años más tarde, ya casada y viviendo en Argentina, decidió estudiar formalmente aromaterapia clínica en Estados Unidos. “Por ese entonces había puesto un local de productos “limpios” de belleza y para el hogar (N. de R: se conoce como clean beauty a cosméticos y elementos que no tienen ingredientes nocivos para la salud) pero, como los laboratorios me la hacían difícil, pensé que si tenía el título, me iban a respetar más”.

De esta manera, estudió, se recibió y cuando su vida dio ese giro inesperado, decidió que en lugar de vender productos iba a enseñar a hacerlos.

Cerró el local y creó @mividabotanica, la cuenta de Instagram donde comparte su vida y su sabiduría conectada con la naturaleza. “La magia está en vos” escribe en el pizarrón del estudio donde dicta los talleres. “La gente cree que para llevar una vida más natural hay que vivir en el medio de la nada y eso no es así. Aunque mi marido trabaja en el campo y yo voy bastante, me gusta sostener la mirada de lo posible. El cambio lo podés empezar hoy: aquí y ahora con lo que tenés, así sea una mentita en el balcón. Ir a la plaza y pisar el pasto húmedo con los pies descalzos te conecta igual que pisar el pasto de tu propio jardín. O tirarte a mirar el cielo. El cielo es el mismo, no es otro”.

El cambio lo podés empezar hoy: aquí y ahora con lo que tenés, así sea una mentita en el balcón

Dubini estudió Aromaterapia Clínica en Nueva York y es miembro profesional de NAHA (Asociación Nacional de Aromaterapia Holística de Estados Unidos).

Además, asesora a marcas y laboratorios, y desarrolló un programa ad honorem de capacitación de enfermeros y médicos para la incorporación de aceites esenciales en centros de salud, que expuso por primera vez en la Sociedad Argentina de Hematología en 2019.

Se formó en Compasión Integral (Life University) y promueve la ecología espiritual a través de las redes sociales, los medios de comunicación, programas y conferencias 

Una receta para "disfrutar" del barbijo:

Duba la compartió en su instagram, con gran éxito entre sus 85.000 seguidores: "Los aceites esenciales se pueden convertir en grandes compañeros de apoyo en estos tiempos tan especiales. Agregá entre 1 y 5 gotas como máximo de aceites esenciales en la parte interior del barbijo/tapabocas que utilices para inhalar las propiedades mientras estés afuera de tu casa. ¡La inhalación es uno de los métodos más eficaces para recibir sus beneficios! Les comparto algunas ideas para usar de a uno solo o una mezcla de hasta 5 aceites esenciales", posteó. Aquí van:

Para alergia y congestión nasal: manzanilla alemana, ciprés, menta (mentha x piperita), eucaliptus globulus, romero, laurel.

Para levantar el ánimo: naranja dulce, limón, bergamota, pomelo rosado, mandarina roja.

Para los miedos: lavanda (lavandula angustifolia), mandarina roja, limón.⁣⁣

Relajantes (estrés/nervios): bergamota, manzanilla alemana o romana, salvia sclarea, incienso, Lavanda.

"Si no conocés las contraindicaciones de los aceites esenciales que elijas, no los uses. Intentá aplicar las gotas justo por debajo de la nariz y por encima de la boca (lo importante es que estén alejadas de los ojos, para evitar irritaciones)"

Sobre el libro:

Silvestre es una herramiente ideal para todas aquellas personas que quieran cambiar sus hábitos, para los emprendedores que sueñen con crear su marca de cosmética natural y para todos los que estén en la búsqueda de revelar una conciencia ecológica profunda y volver a la naturaleza.

A través de las más completas fórmulas para crear productos de cosmética, cuidado y limpieza del hogar, remedios caseros; de nociones sobre aceites esenciales, aromaterapia, consumo responsable y más, este libro busca reconectarnos con la naturaleza y resignificarla a través de una transformación de hábitos.

A diferencia del consumo masivo, hacer nuestros propios productos implica escuchar qué precisa realmente nuestro cuerpo, y permite modificarlos a medida que la necesidad cambia. La pregunta inevitable de qué ingredientes pueden ayudarnos, inspira una conciencia de colaboración con la naturaleza, de sinergia perfecta, de pertenencia. Y lo que resulta de esa relación es la armonía que nace del cuidado mutuo.

 

 

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios