Jardín y mascotas

Perros dormilones

Por qué nuestros mejores amigos duermen tanto? Edad, problemas de salud o falta de ejercicio, pueden ser algunos de los motivos.

Algunos perros se pasan durmiendo un 90 % del día; es algo muy normal y necesario porque los mantiene sanos y descansados. Los perros duermen mucho más que los seres humanos, suelen hacerlo aproximadamente un 50 % del día. El resto de la jornada, un 30 %, se la pasan echados o descansando y sólo un 20 % están realmente activos. Algunos duermen demasiado por aburrimiento, porque no reciben suficientes estímulos físicos y mentales y los dueños primerizos  suelen no percatarse de esa situación. Así que si notás que tu mascota se la pasa mucho tiempo echada, sacala a pasear.
✖ Edad: durante las distintas etapas de su vida, sus patrones de sueño llegan a cambiar. Cuando son adultos, pasan casi 13 horas dormidos, de forma intermitente. Suelen dormir de noche unas 8 horas, aproximadamente, y hacen algunas siestas durante el resto del día. Pero cuando son cachorros, pueden dormir hasta 18 horas al día, un 90 por ciento del día, aunque nunca todas las horas seguidas, y es fundamental para su desarrollo. Conforme se van haciendo viejos, tienden a descansar y dormir mucho más. Y si tu perro es mayor pero tiene problemas de salud, no dormirá mucho aunque pasará muchas horas de reposo.
✖ Problemas de salud: si duerme más de 16 horas, posiblemente se sienta aburrido,  triste, deprimido o incluso puede que esté enfermo.
✖ Actividad física: hay perros muy activos que necesitan mucho ejercicio para poder  dormir bien. Otros, caen en la cama sin mucho esfuerzo físico. El ejercicio influye mucho en la necesidad de sueño. Si querés que duerma bien, dale un buen paseo o jugá con él.

Para descansar el animal debe tener un buen sitio, un rincón fijo de la casa, sólo para él, cómodo, sin ruidos y que sea en el suelo, no en la cama. Puede estar cerca tuyo, para que se sienta más relajado. Durante el frío del invierno, se ponen más perezosos y dormilones: vigilá su temperatura y ponele mantas. También en su buen dormir influirá una buena alimentación. Si come de forma equilibrada y bebe suficiente agua, su sueño será reparador.
El letargo, en cambio, puede ser parte de un problema mucho mayor, como depresión canina, hipertiroidismo, diabetes, rabia, enfermedad de Lyme, tifus o parvovirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *