jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 09-06-2021 19:46

Donar sangre salva vidas

La Organización Mundial de la Salud designó el 14 de junio como el Día Mundial del Donante de Sangre. El lema 2021 es "Dona sangre para que el mundo siga latiendo" e insta a esta acción que salva vidas, y más en este contexto de pandemia.

La donación de sangre es un procedimiento voluntario que puede ayudar a salvar la vida de millones de vidas y mejorar la salud de muchos pacientes. La necesidad de sangre es universal.

Cada año millones de personas necesitan transfusiones sanguíneas. Algunas las requieren durante una cirugía. Otras dependen de estas luego de sufrir un accidente o a que padecen una enfermedad que requiere componentes sanguíneos. Las donaciones de sangre hacen que todo esto sea posible.

La sangre humana no puede reemplazarse; todas las transfusiones usan sangre de un donante. Existen varios tipos de donación de sangre que ayudan a satisfacer distintas necesidades médicas.

La sangre no se puede fabricar, la única manera de obtenerla es a través de la donación. El plazo mínimo entre dos donaciones debe ser de dos meses.
La sangre y los productos sanguíneos seguros, así como su transfusión, son un aspecto fundamental de la atención y la salud pública. Cada día permiten salvar millones de vidas.

Cómo se realiza:

Luego de una pequeña entrevista médica, donde se toma la presión arterial del donante y se le realiza el despistaje de anemia (prueba que permite conocer los niveles de hemoglobina, evitando así que las personas con anemia donen), se realiza la extracción.

Se recogen 450 ml de sangre, (cantidad segura que se puede extraer a una persona que pese 50 kg). Luego la sangre se separa por sus componentes: glóbulos rojos, plasma y plaquetas.

• En la donación de plaquetas se obtienen únicamente las plaquetas, que son las células que ayudan a detener el sangrado al aglutinar y formar coágulos en los vasos sanguíneos. Con frecuencia, las plaquetas se proporcionan a las personas que padecen leucemia, a quienes se someten a quimioterapia y a los bebés con infecciones graves.

• La donación doble de glóbulos rojos permite duplicarlos con respecto a los que se donaría en una donación de sangre tradicional. Los glóbulos rojos transportan oxígeno a todo el cuerpo. Las personas que necesitan recibir únicamente glóbulos rojos son las que han sufrido una pérdida de sangre importante y las que tienen anemia grave.

• En la donación de plasma se obtiene la parte líquida de la sangre (plasma). Este ayuda a coagular la sangre y contiene proteínas y otras sustancias, como electrolitos, que ayudan a que el cuerpo funcione de manera normal. Con frecuencia, el plasma se proporciona a las personas que tienen enfermedades hepáticas, quemaduras e infecciones bacterianas graves en la sangre. Por la pandemia, en especial el año pasado, se realizaba la donación de plasma de pacientes recuperados de covid-19, que poseen en su sangre anticuerpos que podrían beneficiar a quienes están cursando la enfermedad.

Seguridad:

Se utilizan equipos nuevos, estériles y descartables para cada donante, por lo que no hay riesgos de contraer una infección de transmisión hemática al realizar esta práctica. Un adulto sano, generalmente puede donar medio litro de sangre sin poner en peligro su salud. Dentro de las 24 horas siguientes a la donación, el cuerpo reemplaza los líquidos perdidos. Y después de varias semanas, repone los glóbulos rojos perdidos.

Requisitos:

• Tener entre 18 y 65 años de edad.

• Gozar de buena salud.

• Pesar 50 kg o más.

• Es importante desayunar, sin ingerir lácteos o grasas.

• Valores de presión arterial dentro de los límites adecuados.

• No presentar anemia.

• No tener fiebre, dolor de garganta o haber estado enfermo en los últimos 14 días.

• No haber tenido relaciones sexuales con parejas ocasionales o de riesgo en el último año.

• No haber usado drogas ilegales.

• No haberse realizado tatuajes o perforaciones en el último año.

• No haber sido sometido a cirugías de importancia en el último año.

• Si se está tomando alguna medicación, comunicarlo.

• Esperar una semana para donar si se está tomando antibióticos.

• Esperar dos semanas para donar si se aplicó la vacuna antigripal.

• Esperar 30 días para donar si se ha estado en contacto estrecho con personas infectadas por covid-19 , ha viajado al exterior o tuvo dengue.

• Esperar 90 días para donar si se ha padecido la infección por coronavirus.

La sangre no se puede fabricar, la única manera de obtenerla es a través de la donación. El plazo mínimo entre dos donaciones debe ser de dos meses.
Después de la donación, descansar unos 15 minutos. Tomar un tentempié liviano antes de retomar las actividades.

Luego de la extracción:

• La sangre se analizará para determinar el tipo de sangre (que se clasificará en A, B, AB u 0) y el factor Rh. Este se refiere a la presencia o a la ausencia de un antígeno específico (una sustancia capaz de estimular una respuesta inmunitaria) en la sangre.

• La sangre se clasificará como Rh positivo o Rh negativo, lo que significa tener o no tener el antígeno. Esta información es importante, ya que el tipo de sangre y factor Rh deben ser compatibles con el tipo de sangre y el factor Rh de la persona que recibe la sangre.

• Además, la sangre se analizará para detectar enfermedades de transmisión hemática, como hepatitis, VIH y sífilis. Si los resultados de estas pruebas son negativos, la sangre se distribuye para su uso en hospitales y clínicas. Si alguna de estas pruebas arroja un resultado positivo, el centro de donación lo informará y la sangre se descartará.

• Después de la donación, descansar y comer un tentempié liviano. A los 15 minutos ya es momento para irse.

• Luego, durante uno o dos días beber más líquidos; evitar la actividad física extenuante o levantar cargas pesadas durante las próximas cinco horas.

• Si se presentan mareos, recostarse con los pies levantados hasta que pasen.

• Si hay sangrado o hematomas debajo de la piel, aplicar una compresa fría sobre el área en forma periódica, durante las primeras 24 horas. Si se presenta dolor en el brazo, tomar un analgésico como el paracetamol.

 

Fuente: Mayo Clinic

 

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios