lunes 8 de marzo de 2021
SALUD | 21-01-2021 09:28

9 respuestas sobre la osteopatía

Es un tratamiento correctivo que apunta a que el cuerpo pueda activar sus fuerzas de autocuración, desbloquear las zonas restringidas y así aliviar dolores y recobrar el equilibrio, la salud y la armonía.

1. ¿Qué es la osteopatía?

La palabra osteopatía deriva del latín y significa vía o camino para la normalización general. Es una medicina manual cuya base es la globalidad del cuerpo, es decir, relaciona cada sistema del cuerpo entre ellos. Todo está en intima relación, por lo tanto la alteración de un sistema afecta el funcionamiento de los otros. Por ejemplo, tratando un mal funcionamiento del hígado puede mejorar el dolor en el hombro derecho o viceversa. La osteopatía tiene como objetivo la búsqueda del origen del problema y mediante un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado se solucionará el motivo de consulta.

2. ¿Cuál es su origen?

La osteopatía nació hacia finales del siglo XVIII, como una opción de medicina manual. Su creador fue el médico estadounidense Andrew Taylor Still, que partió de la idea de que las enfermedades se originan en alguna alteración de la estructura del órgano, músculo, hueso u otros tejidos. En la disciplina creada por Still, el osteópata conduce y balancea el fluido del paciente con sus manos, hasta que el cuerpo consigue retornar al equilibrio. El especialista no fuerza la dirección, sino que sus manos dan lugar a que el cuerpo sólo encuentre su centro. Sólo cuando ese flujo llegue a las zonas enfermas, la salud se restituye.

3.¿Cuáles son sus beneficios?

La vida moderna y las exigencias cotidianas generan momentos de gran tensión y agotamiento físico. Estos se traducen en dolores y son aquellos los que desequilibran el organismo, pero la osteopatía propone nivelar esa energía del cuerpo, colaborando en la eliminación de tensiones, dolores y contracturas. Pero además de su uso en malestares crónicos, ayuda en el tratamiento para aliviar dolores puntuales, contribuyendo a la relajación y generando una sensación de bienestar.

4. ¿Qué dolencias trata?

La osteopatía puede aplicarse tanto en niños como en adultos en casos de:

Dolores de cabeza

Mareos

Zumbidos

Vértigo

Tensión en hombros y cuello.

Dolores de espalda

Escoliosis

Dolores articulares

Lesiones en rodillas y caderas

Mala circulación, edemas

Trastornos digestivos

Ciática

Compresión vertebral

Problemas del sueño

Ansiedad, ira, y estrés.

Problemas oculares

Otitis, sinusitis y rinitis, bloqueo mandibular y bruxismo.

5. ¿Ayuda a las personas mayores?

Sí. Un campo muy frecuente de aplicación de la osteopatía es el terreno de la acción degenerativa propia del paso del tiempo o bien por un mal uso acumulado en el cuerpo. Es muy efectiva sobre todo en edades avanzadas y en relación al plano circulatorio, sobrepeso, mala alimentación, posturas viciadas, tensiones innecesarias al caminar, cansancio, disfunciones digestivas, etc. Por lo general, con el paso del tiempo se convive con síntomas crónicos de dolor de rodillas, lumbago, problemas de concentración, equilibrio, marcha, mareos, vértigo.

La osteopatía bien practicada puede ayudar a las personas de edad avanzada a mantener una buena calidad de vida estimulando la vitalidad de sus tejidos.

6. ¿Cómo es el tratamiento?

Muchas veces el especialista trabaja puntualmente en el sacro y la cabeza, que es fundamental porque allí nacen todos los nervios y es el epicentro de una gran cantidad de dolencias.

El tratamiento osteopático no admite uso de medicamentos, son las manos las herramientas de diagnóstico y tratamiento que actúan sobre los tejidos óseos, musculares, el líquido cefalorraquídeo y la circulación de la sangre.

El trabajo manual persigue el no dolor y se apoya en la respiración, por esa causa resulta fundamental que en la consulta el paciente encuentre total comodidad para evitar las tensiones articulares y musculares. Si bien el aspecto más conocido se basa en sus cualidades curativas, la osteopatía nació como una alternativa preventiva para mantener la vitalidad y el sistema de salud en equilibrio.

7. ¿Cómo es una sesión?

La sesión por lo general dura 50 minutos y se divide en tres partes:

El osteópata formula un breve interrogatorio al paciente para conocer el origen de la dolencia. El lugar del dolor no siempre coincide con la causa del trastorno, por lo que es importante que el paciente responda cada pregunta con detalle. Por ejemplo, existen dolores de cabeza originados en contracturas.

El osteópata brinda el tratamiento, habiendo descartado posibles contraindicaciones. Este se realiza en una camilla, sin aparatos. Su herramienta son las manos. Se libera la tensión de los tejidos que causan el dolor, moviendo las cadenas articulares implicadas.

Por último, el especialista sugiere pautas cotidianas para agilizar el proceso de recuperación (consejos sobre alimentación, ejercicios y técnicas diarias para el buen uso corporal).

8. ¿Qué hábitos hay que cambiar?

Hay que trabajar sobre las malas costumbres cotidianas: las posturas al sentarse a trabajar, el uso excesivo de la computadora y el mouse, y las lesiones deportivas causadas por abusos en algunas disciplinas. Por ejemplo, en aquellos que deben permanecer mucho tiempo frente a la computadora, aparece el síndrome del túnel carpiano, dolor en la muñeca provocado por el uso en exceso del mouse y el teclado.

El organismo, que está preparado para estar en movimiento y se afecta frente a la vida sedentaria, recibe con satisfacción la actividad física moderada, por ejemplo, una caminata actúa casi como un masaje para los riñones, estómago y aparato digestivo. De ahí la importancia de realizar actividad física a diario.

En el caso de los deportes de gran exigencia física, la osteopatía trabaja sobre las lesiones de articulaciones, rodilla o lumbares. Cada dolencia en particular tiene una técnica que le corresponde, por eso es fundamental acudir al especialista. Además, esta filosofía global del cuerpo sugiere la ingesta regular de agua -más allá de otras bebidas- principalmente durante la mañana cuando el proceso de eliminación de toxinas es mayor. También en las primeras horas del día deberá incorporarse a la dieta el consumo de frutas frescas, favoreciendo en ambos casos un efecto diurético que ayudará al cuerpo a deshacerse de aquello que no necesita.

9. ¿Cuánto dura el tratamiento?

El tratamiento puede extenderse de tres a cinco sesiones aproximadamente, dependiendo de las características propias de la naturaleza de cada persona. Luego se puede continuar con el mantenimiento del equilibrio de la salud con fines preventivos, esta fase puede aplicarse realizando una sesión por mes.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios