jueves 23 de septiembre de 2021
MODA Y BELLEZA | 27-05-2021 09:20

Pelo bello en invierno: Secretos de peluquería

Para evitar el aspecto seco y apagado en los meses más fríos, el cabello necesita mucho cariño y cuidado. Tomá nota de estos tips esenciales.

En invierno, el cabello sufre tanto como la piel, aunque quizá no nos demos cuenta. La mayor sequedad ambiental debido a la calefacción, la utilización del secador de pelo y el frío, que hace que se contraigan los capilares y llegue menos cantidad de sangre al cuero cabelludo, hacen que el cabello se vea apagado y menos nutrido.

Todo esto origina encrespamiento, cuero cabelludo seco y otros problemas causados por el uso de gorros. La causa principal de todo esto es la falta de humedad en el aire frío del exterior y el aire caliente de los espacios interiores.

Por otro lado, al usar gorros en invierno, su material entra en contacto con las fibras del cabello y crea electricidad estática. Como resultado este se ve más seco y se resiste a cualquier intento de peinado. Para lograr "dominarlo", tener en cuenta los siguientes consejos.

Trucos de expertos:

El calor afecta a la estructura natural del cabello dañando su cutícula que en lugar de verse brillante, se ve apagada. Para contrarrestar esto, utilizar tratamientos ricos en extractos de aceite que previenen el daño y mejoran las cutículas dañadas. Con solo repartir unas gotitas de aceite capilar en las puntas, el cabello se volverá más flexible y brillante.

El encrespamiento es una de las características más preocupantes del cabello en invierno. Está causado por el aire caliente de los espacios interiores y el contacto de las fibras capilares con otras fibras como las de los tejidos de la ropa o gorros. El contacto de estas fibras con el pelo produce la electricidad estática, lo que hace que se nos pongan los pelos de punta y sea imposible un buen peinado.

Hay productos capilares que ayudan a prevenir la electricidad estática como las mascarillas sin enjuague, los aceites capilares o los geles fijadores.

La sequedad ambiental por la calefacción, el uso del secador y el frío hacen que el pelo se vea más seco y apagado. Hay que cuidarlo más.
Máscaras capilares: Aplicar baños de crema según las necesidades de nuestro pelo nos permitirá mantenerlo saludable durante el invierno.

La falta de humedad también resulta en un cabello seco. El cuero cabelludo produce menos sebo. Un cuero cabelludo que pica puede ser muy irritante. Para evitarlo, cuidar la hidratación del cabello utilizando mascarillas y en el caso de ser necesario, usar un champú anticaspa.

En invierno, algunas personas no pueden salir a la calle sin sus gorros con los que mantienen las orejas calientes aunque el peinado termina por deshacerse. Los sombreros tienden a aplastar el pelo sobre el cuero cabelludo.

Para evitarlo, aplicar un spray de volumen antes de secar el pelo mientras se inclina la cabeza hacia delante. Llevar el spray en la cartera para ir refrescando el peinado al quitar el gorro.

Para combatir la sequedad ambiental, utilizar un champú y un acondicionador más hidratante de lo normal. Si esto no fuera suficiente, usar una mascarilla, serum o aceite que permita sellar la fibra capilar para que no pierda su humedad. Dependiendo de si se tiene el pelo seco o graso, elegir un champú u otro.

Es el momento ideal para sanear las puntas, que es la parte más vieja del pelo y, por lo tanto, la más dañada. Así, que es la ocasión para ir a la peluquería.

Siempre secar el cabello antes de salir de casa para prevenir que pierda su humedad, evitando así la ruptura capilar. No abusar del calor, mejor poner el secador a una temperatura moderada.

Una de las consecuencias de la sequedad del cabello durante el invierno es la facilidad con la que éste se puede quebrar. Por eso es importante recordar que el cabello se debe cepillar cuando está seco para evitar el riesgo de rotura. Además, es esencial el uso de un cepillo suave y que no debilite el cuero cabelludo.

No utilizar en exceso la plancha de pelo o rizadores. Una opción es utilizar un protector térmico en estos casos.

Si se practica esquí, hay que proteger el pelo de los rayos ultravioletas, ya que la nieve refleja mucho más la radiación ultravioleta (UV) que el mar, por ejemplo. Además, en la montaña el grado de humedad es mucho menor.

La dieta también influye en un buen funcionamiento del cuero cabelludo; si es más rica en vitaminas y minerales ayudará a la salud del cabello. En caso de que esté seco, dañado o débil y con tendencia a la caída podemos suplementar la alimentación con productos específicos, como nutricosméticos ricos en aminoácidos, zinc y selenio.

Un cuero cabelludo saludable:

Con las bajas temperaturas se acentúan la caspa o la psoriasis en el cuero cabelludo, ya que la sequedad ayuda a que estas patologías empeoren y, por otra parte, se carece del efecto beneficioso del sol, que actúa como antiinflamatorio.

Sin embargo, no hay que pensar que estas afecciones se producen solo por la sequedad del cabello, sino que hay muchos factores implicados, como la aparición de un hongo llamado Malassezia y que es necesario tratar con un champú especial. También influyen factores hormonales, siendo más frecuente la caspa en hombres por la influencia de la testosterona en el folículo pilosebáceo. En estos casos es necesario acudir al dermatólogo para que estudie cada caso en particular y pueda dar un buen tratamiento.

Para cuidar el cuero cabelludo tener en cuenta estas recomendaciones:

No aplicar el champú en todo el cabello, sino sólo sobre el cuero cabelludo.

El acondicionador se debe colocar únicamente en el extremo opuesto del pelo, el largo y las puntas.

Si se utilizan lociones específicas, aplicarlas sólo en el área del cuero cabelludo, sin humedecer en exceso, para evitar que se corra al  resto del cabello ya que esto podría quitarle su lubricación natural y provocar sequedad.

Aprovechar el lavado para masajear el cuero cabelludo. Esto ayuda a incrementar la circulación en esa zona y, además, tiene el beneficio adicional de oxigenar y liberarlo de tensiones.

Utilizar siempre agua tibia durante el lavado. Si está demasiado caliente aumentará la producción sebácea.

Hacerse baños de crema o tratamientos nutritivos con mayor frecuencia, pero siempre elegir lo más adecuado a nuestra realidad capilar.

Si querés conseguir...

Un cabello lacio y sedoso:

Cuando el pelo está ligeramente húmedo, aplicar algún producto de styling. Inmediatamente, utilizar el secador para obtener una textura sedosa.

Usar la boquilla del secador para concentrar el aire caliente en un área específica, pero nunca dejarlo fijo por más de 5 segundos.

Si el cabello es largo, utilizar un cepillo redondo mediano; si es corto, mejor uno más pequeño.

Al planchar el cabello, no tomar mechones demasiado grandes o que sean más anchos que la planchita térmica ni dejarla por mucho tiempo en un solo mechón. El secreto es pasarla lentamente de la raíz a la punta sin detenerse para lograr una textura sedosa.

Rizos definidos:

Para lograr unos rulos sin frizz, aplicar crema para peinar en el cabello húmedo y torcer con el dedo pequeños mechones para crear los rizos. Dejar secar el cabello. Se puede quitar el exceso de producto apretando los rulos con una toalla, así no se desarmarán.

Utilizar secador con difusor de aire para reducir el frizz. Voltear la cabeza hacia abajo y colocar el cabello en el difusor. Dejarlo secar mientras se acerca y aleja el secador.

Lo que no hay que hacer es alisar los rulos y lavar el cabello todos los días: mejor uno sí y uno no. El cabello rizado tiende a ser más áspero que el lacio y el lavarlo tan seguido puede reducir en gran medida su hidratación natural. Si es necesario lavarlo todos los días, alternar utilizando un día champú para uso diario.

¿Está sano tu cuero cabelludo?

Respondé a este minitest:

¿Su textura se muestra seca y ligeramente descamada?

¿Su color no es uniforme y presenta zonas rosadas o enrojecidas?

¿Posee cierta sensibilidad y sensación de dolor?

¿La piel se encuentra tirante, poco flexible?

¿Sentís habitualmente irritación, escozor y tirantez?

¿Se desprenden escamas de caspa visible?

¿Manifiesta un exceso de oleosidad?

Resultado: Si contestaste "sí" más de cuatro preguntas, tu cuero cabelludo presenta señales de alerta y necesita cuidados extras.

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios