lunes 20 de septiembre de 2021
MODA Y BELLEZA | 01-08-2021 13:17

Autobronceantes: Buen color sin riesgos

Hay dos formas de brindar un dorado perfecto a nuestra piel: tomando sol o mediante productos que nos den color. Estos últimos son ideales si queremos evitar exponernos a los peligros de la radiación solar y prevenir el fotoenvejecimiento. Te decimos cómo aplicarlos para que queden perfectos.

"El autobronceante es un producto cosmético que ayuda a la piel a lograr un aspecto bronceado, pero sin sol, es decir, permite adquirir este tono de manera química al encontrarse en contacto con la piel. Es totalmente seguro de utilizar y se puede repetir la aplicación todo el tiempo que se desee, su efecto dura alrededor de 7 días y se puede retirar fácilmente en la ducha.

Es una excelente alternativa para no exponer a la piel a los nocivos rayos UV, pero no tiene factor de protección solar, por lo que debemos aplicarlo con protección solar por sobre el autobronceante para poder exponernos sin problemas", explica la Dra. Johanna Furlan, médica cirujana, especialista en medicina estética.

El autobronceante contiene una sustancia natural de origen vegetal llamada dihidroxiacetona, la que, en contacto con la piel, genera una oxidación de los azúcares de la córnea, que es la capa más externa de la epidermis, generando este color más oscuro. Este proceso tarda entre 3 y 6 horas en fijarse.

Los autobronceantes nos brindan color e hidratación, pero no contienen filtros solares, si estamos al aire libre, debemos ponernos protector
Para pieles grasas, una textura ligera, tipo sérum es la mejor opción y las pieles secas agradecerán un producto con una textura más rica.

"Hay que tener mucho cuidado al aplicar el autobronceante, con tener la piel limpia y pareja, ya que, si la córnea de la epidermis es muy gruesa, el color no se va a adherir y se pueden producir manchas. Se recomienda exfoliar bien toda la zona antes de aplicar el producto e hidratarla profundamente. De esta manera la piel queda lista y la aplicación es más pareja. El proceso natural del cambio de las células muertas de la piel es cada 7 -10 días, y en ese momento es necesario repetir la aplicación porque el autobronceante se va junto a las células muertas", recomienda Furlan.

Consejos:

"Los pasos para aplicar el autobronceante son: exfoliar, humectar y extender el autobronceante. Prestar especial atención en codos, rodillas, pliegues y arrugas, ya que en estas áreas suele acumularse producto y eso puede ocasionar manchas de tono más intenso", afirma la especialista.

Colocar igual cantidad del producto en cada zona corporal y esparcir de manera uniforme. Al finalizar, lavar las manos con agua y jabón.

Para aplicar el producto en la cara conviene elegir un autobronceante facial y ponerlo como una base de maquillaje, incluyendo el cuello, la nuca y la parte externa de las orejas. Evitar el contorno de ojos, las entradas del cabello y las cejas. Aplicar poca cantidad y bien distribuida.

Para lograr un tono intenso hay que distribuir el autobronceante diariamente. Una vez obtenido el tono deseado, mantener con dos aplicaciones semanales.

En pieles grasas, con acné o arrugas profundas, mejor evitar el autobronceante: el producto tiende a acumularse en los poros dilatados, las imperfecciones y los pliegues. Para estos casos, la alternativa son las cremas hidratantes con color y tonalizadores.

Rayos solares y autobronceantes:

¿Es posible tomar sol y usar estos productos? "Sí. Es una buena combinación. Pero hay que tener en cuenta que los autobronceantes no tienen protección solar, de modo que bajo el sol hay que protegerse con factores altos, del mismo modo que si la piel no estuviera bronceada" responde la doctora Furlan.

Hay que tener en cuenta que los protectores solares tienen como función principal defendernos del sol. Además, previenen las quemaduras y los cambios degenerativos de la piel que causan los rayos ultravioletas. Así, la utilización de estos productos no sólo disminuye el riesgo de cáncer cutáneo y previene el envejecimiento prematuro de la piel, sino que también ayuda a evitar la deshidratación, la pérdida de elasticidad, la flaccidez y las arrugas.

Los autobronceantes, en cambio, si bien nos brindan color e hidratación, no contienen filtros solares ni protegen contra las quemaduras. Por lo tanto, si estamos al aire libre, debemos ponernos protector solar.

El mejor momento para aplicarlo:

Lo ideal es ponerse el autobronceante antes de acostarse, con la piel limpia, y sin apuro. De esta manera el producto actúa durante toda la noche y nos levantamos con la piel dorada.

Si se aplica por la mañana y se transpira se pueden provocar imperfecciones en la piel mientras el producto actúa. Para aquellas personas que prefieren aplicar el producto por la mañana se recomienda autobronceadores en formato bruma porque el secado es mucho más rápido.

Si se hace de esta manera es preferible vestirse con ropa ancha y evitar los colores blancos y claros porque en los lugares en los que se roza la piel con la ropa pueden aparecer manchas.

Conviene estar desnudo durante la aplicación para que el autobronceante se seque. Además, hay que evitar sentarse, pegar los brazos al cuerpo y juntar las piernas. Empezar la aplicación por la zona de los tobillos, colocando poca cantidad y difuminar.

La zona de debajo de los glúteos requiere cautela y poca cantidad de producto, porque se puede dejar una gran raya visual.

Para las axilas el truco está en colocar el brazo en alto para extender bien el autobronceante y que quede natural.

Para los codos, un resultado óptimo se consigue gracias a un buen masaje (y poca cantidad) difuminándolo desde la muñeca para que quede gradual. Se puede aplicar con la mano, aunque hay que lavarlas rápidamente después.

La mayoría de las formulas se absorben rápidamente, pero nunca está de más esperar unos minutos antes de vestirse.

Quiénes deben evitarlo:

El autobronceante está contraindicado en personas que presenten dermatitis con escamas, zonas de piel seca o mucho enrojecimiento o picazón como eccemas o psoriasis cuando están en brote. Sí puede usarse cuando el paciente no presenta lesiones.

En casos de lupus puede utilizarse siempre combinado con una pantalla solar total y cuando la persona no presenta lesiones cutáneas.

En la rosácea también se debe ser sumamente prudente ya que es una piel muy reactiva que se irrita fácilmente.

En vitiligo debe utilizarse con sumo cuidado porque la coloración puede ser muy diferente al tono base del paciente. Se aconseja realizar una prueba previa en una pequeña superficie. Fuera de estos casos puntuales o hipersensibilidad a los componentes, no hay contraindicaciones específicas para el uso de estos productos.

Manopla - un buen recurso:

Se trata de uno de los bestseller de belleza de la web: el guante de la firma St. Tropez. Este permite aplicar el producto autobronceante con movimientos de barrido largo y la clave está en la textura aterciopelada de la manopla, responsable de lograr un acabado perfecto y uniforme.

Existe una versión para pieles normales y otra específica para secas y es el complemento indispensable ya que permite un color bronceado natural y uniforme y conseguir (por fin) que aplicar el autobronceante deje de ser una tarea de riesgo.

Paso a paso para aplicarlo: 

Exfoliar la piel 24 horas antes de aplicarlo insistiendo en las zonas más secas del cuerpo, como las manos, pies y tobillos. Así lograremos remover las células muertas y la piel quedará suave y pareja. Cuanto más lisa esté la piel, más parejo quedará el tono del autobronceante.

Luego de la exfoliación ponerse una crema hidratante facial y otra corporal. La piel hidratada permite una colocación uniforme.

Aplicar el autobronceante en movimientos circulares, ascendentes y de forma pareja para asegurar que ninguna área se queda sin producto. Se debe evitar el contorno de ojos, las entradas del cabello y las cejas.

No olvidarse de zonas, como la parte superior de los pies, las clavículas, el hueso de la mejilla o el arco de cupido.

Lavarse las manos inmediatamente después de haber aplicado el autobronceante. También se pueden utilizar guantes para evitar las manchar las manos.

 

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios