miércoles 21 de abril de 2021
IDEAS úTILES | 14-12-2020 09:54

Elegir traje de baño: el dilema nuestro de cada verano

Salvo que tengas las curvas "reloj de arena" de Jennifer López o seas alta y espigada y con las piernas de Dolores Barreiro, optar por uno u otro modelo y sentirte bien y cómoda es un trabajo.

En esta nota, el traje de baño que más te conviene según la forma de tu cuerpo y los consejos de Kiki Fernández, Asesora de imagen, para ampliar el panorama de trucos y posibilidades.

Básicamente, el cuerpo femenino se puede dividir en cinco categorías: manzana, pera, triángulo invertido, rectángulo y reloj de arena.

Cuerpo de manzana: se caracteriza por tener torso y espalda anchos, así como busto grande y abdomen notorio. Generalmente, tienen brazos y piernas delgadas y poca cadera. Te convienen los trajes de baño de una pieza y con breteles gruesos, que harán que tus hombros se vean más pequeños. Para vos es mejor que sean de colores sólidos o con estampados pequeños, porque los grandes aumentarían volumen en ciertas zonas. Buscá los que tengan detalles laterales, para que la atención se centre ahí. Además, elegí que aporten control abdominal.

¿Cuál me queda mejor?
De izquierda a derecha: Cuerpo de pera o triángulo. Cuerpo reloj de arena. Cuerpo de manzana. Cuerpo rectángulo. Y cuerpo de triángulo invertido. Para cada una de estas formas hay un traje de baño ideal.

Cuerpo de pera o triángulo: se caracteriza por tener muslos anchos, así como cadera y trasero generosos. Por el contrario, tienen busto pequeño, hombros estrechos y una cintura bien definida. El objetivo es armonizar la silueta, de modo que debes restarle notoriedad a la parte baja y poner énfasis en tu busto. Podés usar un traje de dos piezas y dos colores: negro abajo e intenso arriba. O bien, del mismo color, pero con detalles como escarolas en los hombros.

Cuerpo de triángulo invertido: lo que más destaca son tus hombros y pecho. Por el contrario, tu cadera es estrecha. Lo que necesitás es que tu cadera llame la atención, y lo podés conseguir con drapeados o escarolas o volados. Para aportarle simetría a tu cuerpo, podés llevar escotes tipo halter.

Cuerpo rectángulo: Si casi no tenés curvas, apenas se marca la cintura y tus hombros y cadera están alineados, tenés este tipo de cuerpo, también llamado recto o columna. Lo que te conviene es usar trajes que simulen las curvas que no tenés; por ejemplo, enteros con cutouts (recortes) laterales o, si eres muy delgada, podrías llevar un trikiquini.

Cuerpo reloj de arena: Curvilínea, cintura marcada, pecho grande y cadera pronunciada. ¡Podés usar el traje de baño que quieras! Entero, de dos piezas, liso, estampado, con breteles finos o gruesos y con cualquier tipo de cuello. Si tenés un poco de pancita, bikini de tiro alto y control abdominal...

Palabra de experta:

Ahora, Kiki Fernández, Asesora de imagen personal, nos aconseja según nuestros objetivos a la hora de comprar un traje de baño:

Alargar las piernas: "Para eso, nada más fácil que un traje de baño bien cavado, una tendencia que volvió la temporada pasada y sigue este año. Además es un recurso que no falla para equilibrar las proporciones cuando tenemos el torso largo o para vernos más altas cuando somos de estatura pequeña. Vale tanto para dos piezas -las bombachas de baño de tiro alto son un must have- como para enterizos".

¿Cuál me queda mejor?
Los estampados son más sentadores que los lisos, evitar las rayas horizontales y los cuadros.

Estilizar las caderas y el pantalón de montar: "Debemos tener en cuenta que los colores oscuros reducen visualmente. Por eso, lo mejor es optar por un dos piezas de bombacha lisa y oscura y corpiño de baño de colores claros y brillantes. Puede ser liso o estampado -los diseños selváticos y los metalizados coparon la delantera en todas las pasarelas- y tener todo tipo de detalles como apliques, flecos, bordados, etc. En este caso, mejor evitar los modelos con bombachas onda retro tipo culottes".

Sumar volumen a la cola o las caderas: "En este caso las indicaciones son las opuestas a las del punto anterior: bombachas de baño de colores más claros que el top, lisas o estampadas y los culottes aquí sí serán nuestros grandes aliados".

Subir unos talles el busto: "Los volados son un truco infalible y siguen más que vigentes. No importa si se trata de solo uno o de varias hileras, siempre resultan efectivos tanto sobre el corpiño de un bikini como en un enterizo. Algo importante a considerar: los escotes más cerrados son más los indicados para aumentar visualmente el volumen de las lolas mientras que los más bajos o abiertos son los recomendados para estilizar el busto, por supuesto, dejando de lado los volados".

Mantener en línea la zona del abdomen: "Los enterizos con efecto reductor son el mejor recurso ya que fueron diseñados especialmente para eso. Además de contener, los mejores tienen un drapeado que impide que la lycra se adhiera al abdomen redibujando totalmente las formas. Hay modelos supersensuales y actuales".

Tres Tips:

Los estampados son más sentadores que los lisos sobre todo si evitamos las rayas horizontales y los cuadros.

Para el busto pequeño, los volados son un truco infalibre y están de moda.

Para alargar las piernas, un entero o bikini cavado: sigue de moda y, además, el tiro alto este verano es un must have.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios