lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 11-08-2021 12:42

Caída del cabello: Tratamientos para reforzar y estimular el crecimiento

Hay diferentes razones para que se produzca y la mayoría de ellas son reversibles con tratamientos tópicos y por vía oral. Conocé las novedades y los cuidados para disfrutar de una linda melena.

Cuando el cuerpo sufre estrés, como en estos tiempos de pandemia, cambios hormonales, y mala alimentación, el cabello se ve afectado. También lo dañan secadores, planchitas alisadoras o bucleadora, peinados y la aplicación de tintura. Todos estos factores lo vuelven frágil, sensible y con tendencia a la caída por quiebre.

También, después de un parto o durante la menopausia, se puede producir la caída desde la raíz. En el primer caso, el pelo se puede recuperar fácilmente, en el segundo, no tanto, pero con tratamientos adecuados se puede detener el proceso.

El cuero cabelludo posee alrededor de 150 mil cabellos. Solo cuando el 25 por ciento de ellos desaparece de manera permanente (es decir cae y no vuelve a crecer) se puede hablar de un caso de calvicie. Si esta no es la situación, suelen ser casos reversibles con diversos tratamientos según el origen del problema. Por ello, siempre hay que consultar a un dermatólogo, para un buen diagnóstico y tratamiento.

Cuando la causa de la caída capilar se vincula al estrés se pueden ver “pequeñas islas” que aparecen en cualquier parte del cuero cabelludo.
Evitá el uso excesivo de lacas, geles, decolorantes y tinturas porque dañan la fibra capilar. Cuidá tu pelo con productos de calidad y peinados “relajados”.

Métodos efectivos:

Al acercarse los 50 años se produce un fenómeno de fragilidad estructural en el cabello, que se vuelve más seco. Pobre en melanina, el pelo se torna más sensible a los efectos nocivos de los rayos UV. El film hidrolipídico disminuye, la densidad también -hasta en un 30 por ciento el diámetro del cabello-, y la cobertura capilar puede reducirse en un 40 por ciento. Existen distintas soluciones a estos problemas:

Finasteride: este medicamento debe ser recetado por el médico. Inhibe la testosterona, sin el freno del estrógeno en la mujer, y a corto y largo plazo mejora la situación del pelo.

Mesoterapia: consiste en colocar principios activos directamente en las raíces afectadas. Pantenol, biotina, productos anticaídas y otros estimulantes del crecimiento del cabello se utilizan en esta técnica. Los resultados se pueden apreciar a los tres meses.

Plasma rico en plaquetas: se realiza con la propia sangre del paciente, de la que se obtiene un concentrado de plaquetas con alto contenido en factores de crecimiento, que después son aplicados en toda la superficie del cuero cabelludo para “fertilizar” las raíces capilares.

Vitaminas, aminoácidos y minerales: colaboran a fortalecer y nutrir el cabello. Es conocido el efecto beneficioso de algunos aminoácidos como la L-cistina, para la fabricación del pelo, las vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, zinc y magnesio. La administración por vía oral durante algunos meses suele ser un aliado en el tratamiento de muchas personas que sufren alopecia.

Trasplante capilar: la calvicie en las mujeres no es frecuente, sin embargo, en esos casos es preciso recurrir a este método para recuperar el cabello. La técnica más novedosa es la FUE que extrae pelo por pelo de la zona donante y también injerta pelo por pelo en la zona despoblada lo que hace que sea sin cicatrices.

Cuando la causa de la caída capilar se vincula al estrés se pueden ver “pequeñas islas” que aparecen en cualquier parte del cuero cabelludo.
Para tener un pelo brilloso, fuerte y saludable se deben combatir los factores que generan la caída mediante tratamientos médicos y cosméticos.

Cuidado capilar:

1. Higiene frecuente: hasta hace algún tiempo se creía que el lavado diario o frecuente producía caída, debilitamiento, aumento de la grasitud o caspa. Esto es falso, el cabello debe estar en las rutinas habituales de higiene personal.

2. Champú adecuado: el lavado frecuente del pelo debe ir acompañado de una correcta elección del champú, que varía según las características de cada persona. Si el cuero cabelludo está sano, es apropiado usar un champú suave de uso frecuente. Si existe una descamación o seborrea excesivas se alternará entre ese champú suave y uno anticaspa. Si el pelo es seco y quebradizo se deberá emplear además del champú suave una máscara que aporte hidratación.

3. Secado natural: la forma más indicada de secar el cabello es hacerlo de forma natural con un suave masaje con una toalla. A esto puede sumarse el secador pero a temperatura media, a una distancia mayor a 10 cm del pelo y moviéndolo permanentemente.

4. Peinados “relajados”: el folículo piloso es delicado y por ello lo aconsejable es cepillar el pelo con un cepillo con cerdas suaves y no usar peinados que provoquen tirantez en el cabello ya que lo puede resquebrajar y debilitar.

5. Pocos productos químicos: El excesivo uso de lacas, geles, decolorantes y tinturas dañan la fibra capilar debilitando el cabello, convirtiéndolo en quebradizo y sin brillo. Asimismo, el uso de champúes naturales sin detergentes es muy recomendable.

Alimentos que fortalecen:

La dieta cumple un papel fundamental en la calidad, crecimiento y fortaleza de nuestro cabello. Por eso, es importante prestar atención si estamos alimentándonos bien, con los nutrientes necesarios para tener una linda cabellera. Tomá nota de lo que no puede faltar en tu dieta anticaída:

Crucíferas: las coles, el brócoli, la coliflor, etc., son fuente de betacarotenos y vitamina C, imprescindible para producir colágeno. Contienen azufre, que previene el debilitamiento de la melena.

Marisco: es rico en zinc, esencial porque ante su carencia el crecimiento del pelo se ralentiza.

Huevo: además de proteínas, ácidos grasos, antioxidantes y vitaminas como la A y la D, proporciona biotina (vitamina B8) que participa en el crecimiento celular y es vital para producir queratina, una proteína esencial para el cabello.

Carnes rojas magras como pollo o pavo son una fuente extraordinaria de proteínas completas, es decir, con todos los aminoácidos esenciales que son los componentes imprescindibles para garantizar la regeneración y el crecimiento.

Frutos secos: entre sus vitaminas se destacan las del grupo B y la E, de efecto antioxidante, que ayuda a tener un cabello sano, más denso y brillante.

Pescado azul (atún, salmón): fuente de proteínas, hierro y vitamina B12, es rico en omega 3, que tiene efecto antiinflamatorio y ayuda a dar luminosidad al pelo. Y aporta vitamina D que, según algunos estudios, promueve el crecimiento del folículo piloso.

Legumbres: contienen niacina (vitamina B3), necesaria para que la queratina se forme con normalidad. Además, su cobre ayuda al mantenimiento de la masa capilar y favorece la síntesis de la melanina, por lo que retrasa las canas.

Cuando la causa de la caída capilar se vincula al estrés se pueden ver “pequeñas islas” que aparecen en cualquier parte del cuero cabelludo.
Si es por daño químico, por ejemplo, tinturas y tratamientos de peluquería, conviene repararlo con baños de crema y productos que sellen la cutícula.

Distintas causas y soluciones:

Es posible combatir la caída del cabello cuando se trata de distintas enfermedades y situaciones. Algunos ejemplos.

• Si la caída capilar es por anemia, conviene agregar hierro, zinc y ácido fólico en la alimentación.

• Si se genera en el posparto, el período de pérdida de pelo es de ocho a diez meses, es fisiológico y se recupera espontáneamente.

• Si es por déficit tiroideo, se recupera indicando medicación según prescripción médica.

• Si es por daño químico, por ejemplo, tinturas y tratamientos de peluquería, conviene repararlo con baños de crema y productos que sellen la cutícula.

• Si ocurre después de la menopausia (varios años después el pelo tiende a afinarse y a perder volumen), tomar vitaminas y aminoácidos mejoran el crecimiento del pelo. El plasma rico en plaquetas es una muy buena herramienta para mejorar la caída del cabello y también para todos aquellos que quieran mejorar el aspecto y volumen.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios