martes 27 de septiembre de 2022
SALUD | 09-04-2015 20:25

Láser para tratar hemorroides

La enfermedad hemorroidal afecta generalmente a hombres y mujeres mayores de 40 años, aunque se están observando casos de jóvenes en edad escolar con problemas de este tipo debido a la mala alimentación. La enfermedad hemorroidal es la afección proctológica más frecuente. Su gravedad, que se clasifica en grados que van de del I (más leve) al IV (más grave), puede implicar la necesidad de recurrir a cirugías. Es por eso que la posibilidad de tratarse con láser representa un importante avance en su tratamiento.

El Dr. Ricardo Adolfo Wainstein (MN 46429), médico especialista en Cirugía y Proctología, destacó que al utilizar el láser como bisturí se logra “un rápido retorno del paciente a la actividad normal; se realiza con sedación anestésica y en forma ambulatoria”, con el paciente “volviendo a su casa en un par de horas”.

El procedimiento láser para hemorroides más utilizado es el HeLP, de Biolitec, que posee una longitud de onda de 980 nm y permite realizar una intervención mínimamente invasiva, ambulatoria y de alta seguridad y eficacia mediante una moderna plataforma láser. Es el mejor procedimiento quirúrgico para lograr el cierre de la arteria, sin suturas ni puntos internos. Entre las ventajas de este método se incluyen la ejecución indolora con un alto grado de tolerancia y satisfacción por parte del paciente; la ausencia casi total de complicaciones si se aplica de forma correcta; y una elevada tasa de éxito, especialmente en caso de hemorroides sangrantes. La energía láser permite la fotocoagulación que produce la retracción de las hemorroides y previene el prolapso a través del canal anal.

“Esta alternativa a la cirugía convencional puede emplearse en hemorroides grado II y grado III”, explica Wainstein, miembro de la Asociación Argentina de Cirugía y Fellow del Colegio Norteamericano de Cirujanos. “El HeLP es un procedimiento seguro y efectivo, con riesgo mínimo y recuperación rápida”, aseveró el médico.

Se recomienda consultar con un proctólogo ante la aparición de síntomas como prurito anal; dolor anal -en especial al estar sentado-; sangre roja brillante en el papel higiénico; en las heces o en el inodoro; dolor durante la defecación; y una o más protuberancias duras y sensibles cerca del ano. Algunos de los factores de riesgo de enfermedad hemorroidal son una dieta baja en fibras; embarazo; estreñimiento crónico; sobrepeso y obesidad; diarrea; envejecimiento y antecedentes familiares de enfermedad hemorroidal.

09 de abril de 2015

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios