Cocina

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE | Refuerzos para ENTRENAR

La actividad física periódica ayuda a mejorar la salud y la mente y reduce los riesgos a paecer trastornos que van desde la depresión y las enfermedades cardíacas o la diabetes, hasta el cáncer de mama, colon y de pulmón. Cuidados.

Sabemos que si la actividad física es insuficiente, nuestra salud puede verse afectada e, incluso, estaremos predispuestos a padecer trastornos que van desde la depresión, pasando por las enfermedades cardíacas o la diabetes, hasta el cáncer.
La práctica deportiva inteligente ayuda a mejorar el metabolismo de la insulina y a regular los niveles de glucosa en la sangre. También, las investigaciones demuestran que la práctica física regular incide significativamente en la prevención de distintos tipos de cáncer, incluyendo los de mama, de colon y de pulmón.
El ejercicio moderado a enérgico, durante más de tres horas por semana, demostró reducir el riesgo de cáncer de mama entre un 30% y un 40%, sin importar antecedentes familiares o el nivel de riesgo. El propio Instituto Nacional del Cáncer sostiene que las personas que realizan ejercicio periódicamente tienen un riesgo de un 40% a un 50% menor de desarrollar cáncer de colon. En el caso del cáncer de pulmón ocurre
lo mismo, más los investigadores afirman que el beneficio puede deberse, también, a otros hábitos saludables que tienen los deportistas, en especial no fumar. Sin embargo, como contracara, un exceso de actividad física, no solo puede no brindar beneficios para la salud, sino que también implica riesgos.
Al parecer, el tiempo ideal gira en torno a los 40/50 minutos de ejercicio vigoroso, o algo más de una hora si lo hacemos con mayor moderación.
Más allá de estos parámentros, el beneficio tiende a estancarse y no hay mayores expectativas en la esperanza de vida. Incluso, puede ser nocivo en cuanto al agotamiento de nutrientes antioxidantes, predisposición a procesos inflamatorios, lesiones y desgastes articulares excesivos e, incluso, trastornos cardiovasculares.

Punto de equilibrio

La regularidad y la diversidad es la clave del éxito. Es importante trabajar todos los sistemas con prácticas físicas que nos agraden y evitando rutinas monótonas que nos aburran. Cada actividad debe ser pensada para mejorar la condición del cuerpo, la mente y el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *