Moda y belleza

Tecnología X tres

Si bien el paso del tiempo no se puede detener, hay muchas maneras de evitar que la piel y algunos órganos pierdan sus funciones vitales. Te presentamos tres tratamientos de última generación que atacan los problemas más comunes.

Chip de rejuvenecimiento

Como parte del proceso normal de envejecimiento, la función hormonal del cuerpo disminuye lentamente. La restauración de la función hormonal natural usando pellets (chips) de testosterona, es una manera segura y eficaz para revertir el envejecimiento de hombres y mujeres. “Después de una evaluación adecuada y del consentimiento informado, los chips de testosterona se colocan con anestesia local, a través de una incisión de 3 mm en el área de la cadera. El procedimiento se realiza en consultorio, es indoloro y no deja ningún tipo de marca o cicatriz. Los beneficios se ven a las dos se-
manas y duran de tres a cuatro meses en las mujeres y de cinco a seis meses
en los hombres. Una dieta saludable, actividad física y suplementos son parte importante de este tratamiento”, explica la Dra. Florencia Paniego, dermatóloga, especialista en estética.

Se trata de un comprimido pequeño con concentración máxima de la hormona bio-idéntica, proveniente de una fuente botánica natural, que se libera de manera lenta y controlada, con valores estables de las hormonas, que vamos perdiendo con el tiempo.

Es recomendado a hombres y mujeres a partir de los 35 años, cuando empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento.

Su abanico de beneficios es amplio y no solo estéticos: mejora el rendimiento físico y mental, aumenta la libido y el deseo sexual, disminuye la celulitis y mejora el trofismo y masa muscular, mejora la densidad ósea y la osteoporosis, restaura los trastornos del sueño, disminuyendo el insomnio y la irritabilidad, mejora la calidad de la piel, pelo y uñas; especialmente en pieles desvitalizadas, secas y envejecidas, disminuye la irritabilidad, el cansancio y el desgano, y en pacientes menopáusicas, alivio de sofocos. Es apto para pacientes diabéticos o con síndrome metabólico, disminuyendo los factores de riesgo coronario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *