Jardín y mascotas

Lágrimas de gato

Maúlla cuando requiere atención, pero si ves lágrimas en los ojos de tu gato debes preocuparte. Cuándo acudir a un veterinario.

Aunque los felinos tengan una actitud de independencia fuerte, sabes que dependen en muchas cosas de nosotros y ante una necesidad, no escatimarán medios para hacérnosla saber.

Cuando un gato maúlla es porque quiere decirnos algo que es sumamente importante para él, y no dejará de hacerlos hasta que hayamos entendido y atendido su necesidad.

Pero si un gato llora y le salen lágrimas reales, debes preocuparte, si son cristalinas seguro es algo pasajero; sin embargo, si tienen color y el ojo no se ve bien, debes acudir a un veterinario.

Lágrimas claras: si su ojo se ve enfermo, en este caso puede que tenga una partícula de polvo que le esté molestando. Para expulsar cualquier objeto extraño del ojo, lo hará a través de las lágrimas. En ese caso, es recomendable pasarle un papel absorbente suave por el ojo afectado y si el problema persiste por más de un día, recurrir a un veterinario.

Lagrimal bloqueado: el tubo lagrimal está ubicado es la esquina del ojo, y dirige las lágrimas hacia la nariz, evitando su expulsión por el ojo. Pero cuando se encuentra obstruido, el exceso de lágrimas bajan por el ojo mojando el pelaje de la cara del gato, convirtiéndolo en un foco de infecciones e irritaciones en la piel-. Puede venir acompañado de costras y enrojecimiento de la piel. Causas más comunes puede ser Un cuadro infeccioso, como conjuntivitis, heridas causadas or las peleas entre gatos.

Lágrimas con color: cuando se presentan secreciones de tonos amarillos o verdes, estamos ante una infección, y puede ser alergia o resfriado o infección aguda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *