Familia

La discusión por los HIJOS

Yo quiero hijos y él o ella no.

Cuando dos se enamoran, suponen que conciliarán todas sus diferencias en nombre de esa pasión arrolladora que jace que vena la vida de otro color. Suele ocurrir que muchos de esos desacuerdos se liman en la construcción y que los dos logran acompañarse en el recorrido de forma armónica. Hasta que surge el deseo- o se intensifica el preexistente´- de ser padres.

Cuando una pareja se fianza, es habitual que el tema aparezca, al menos como u boceto y que cada cual exprese su deseo o no de traer niños a mundo, adoptarlos o ser padres de alguna de las múltiples maneras en que se puede serlo. Es habitual, sobre todo en las mujeres, que acepten una negativa del hombre pensando que a medida que transcurra el tiempo, podrán convencerlo. El problema es cuando las posturas se vuelven irreconciliables.

Existen múltiples razones por las que millares de hombres y mujeres en el mundo eligen ser “child free” (libre de niños): razones que van desde lo profesional a no querer traer hijos al mundo por el declive de ciertos valores. La mirada social también cambia lentamente y ya no se ve a la mujer como una persona ” no realizada” por el hecho de no ser madre.

La gran pregunta es:¿ puede seguir por buen camino una pareja que no acuerda en este tema?

Estos son algunos de los escenarios posibles:

  • Por el momento no: es habitutal que las parejas posterguen tener hijos, sobre todo si se casan o deciden convivir cuando son muy jóvenes. Se trata de un proyecto a futuro por lo que no vale la pena entrar en detalles ahora. El tema es cuando el futuro llega y las posturas son disímiles. Cuando es el hombre el que no quiere, muchas mujeres se sienten rechazadas. Cuando la mujer no quiere, muchos varones se cuestionan por qué ella carece del llamado instinto maternal.
  • El diálogo postergado: se trata de evitar el tema para no discutir. No es una buena idea espacar al diálogo porque en algún momento habrá que abordarlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *