Salud

Qué tener en cuenta antes de una cirugía estética

Especialistas de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora ofrecen una serie de consejos para pensar antes de entrar al quirófano.

En el último tiempo ha tomado estado público casos de mala praxis médica o que tuvieron consecuencias negativas relacionadas al mundo de las cirugías estéticas. Es por eso que lo importante que es saber que, a la hora de pensar en una cirugía para mejorar el aspecto o para corregir defectos, resulta imprescindible contar con un médico que tenga la capacidad profesional, el título de especialista y el entrenamiento necesario.

Sacper (Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora) emitió un comunicado en el que informa acerca de todo lo que debés saber antes de elegir un profesional y entrar en un quirófano:

– Lo más importante es consultar, tratarse y operarse con un cirujano plástico especialista. Los miembros de la Sacper reciben un entrenamiento riguroso y extenso que los califica para efectuar cualquier tipo de intervención.

– Debés estar decidido a operarte, ya que si bien es normal que tengas dudas y hasta miedo, es importante que sea una decisión personal y que no esté dada en un marco de depresión que pueda alterar la razón o pensamiento.

– No debés leer todo lo que se pública. Lo ideal es haber conocido personas que se hayan tratado u operado con el médico elegido y que te refieran su experiencia personal.

– Por prudencia, debés consultar con el médico de familia o de confianza.

– Tené cuidado si observás que el médico está apurado por operarte, si te incita innecesariamente a hacerlo o si te ofrece ofertas de última hora en el precio.

– Parece también razonable que realices consultas con dos o tres especialistas diferentes antes de elegir a aquel que te satisfaga. Estas consultas te servirán para evacuar dudas y para que te informen acerca de los riesgos, pues debes recordar que no hay cirugías sin riesgos aunque éstos sean mínimos.

– Debés averiguar dónde te van a operar y que el lugar elegido sea un sanatorio o clínica con quirófano debidamente autorizado, habilitado y con todas las normas de seguridad debidamente implementadas.

– Si es una cirugía con intervención de un anestesista, debés saber de quién se trata y conocerlo antes de la cirugía.

– Informate del tiempo de recuperación y del post operatorio de tu cirugía, ya que con ello evitarás sorpresas con posterioridad.

– Si se tratara de una cirugía por Obra Social o Seguro Médico, debés exigir que el médico sea Especialista en Cirugía Plástica.

– Recordá que el cirujano plástico debe solicitarte exámenes preoperatorios, confeccionar una historia clínica que contenga antecedentes de cirugías anteriores, alergias, medicaciones, antecedentes de anestesias previas y todo aquello que sea información relevante para el médico.

-Tu relación con el cirujano no termina con la operación, ya que debe haber un seguimiento posoperatorio para analizar evolución y resultados.

Tu cuerpo es muy importante y, al ponerlo en manos de otros, tenés que contar con todas las herramientas para que esa cirugía sea correctamente realizada por un profesional especializado que te dé la confianza necesaria a la hora de entrar en el quirófano.

14 de enero de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *