Familia

Por qué doble jornada

Elegir que un chico pase más horas en el colegio no siempre está relacionado con una necesidad laboral de los padres. Para una especialista, es el camino indicado en la actualidad para el desarrollo humano y social.

Según datos del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, realizado por la Universidad Católica Argentina en septiembre del año pasado, más de un 60% de niños y niñas de entre 5 y 12 años no suelen realizar actividades deportivas o actividad física en espacios extra escolares; más del 80% no suele realizar actividades artísticas; el 45% no suele salir a jugar al aire libre 3 o más veces por semana y el 60% suele utilizar o estar expuesto a pantallas por un tiempo promedio de 4 o más horas diarias.

La educación es un derecho fundamental de todos los niños y niñas, tal como lo detalla la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y el Adolescente. Para los niños, la escuela es el primer espacio de socialización por fuera de la familia. Sin embargo, se ha planteado un debate que involucra a educadores, padres y formadores de opinión sobre cómo utilizan los niños y adolescentes su tiempo libre, qué actividades realizan, qué rol cumple la escuela como herramienta de desarrollo.

En sus hogares, en muchos casos, los chicos tienen poca motivación para generar un clima educativo y escasas oportunidades de formación. A esto se suma una tendencia creciente a que pasen parte significativa de las horas del día dentro del hogar como consecuencia del consumo de tecnologías, la percepción de inseguridad en las grandes ciudades y el empobrecimiento de muchos espacios públicos que no se encuentran aptos para el juego recreativo, el ejercicio del deporte y la actividad física en la infancia.

La Ley de Financiamiento Educativo N° 26.075 y la de Educación Nacional N° 26.206 establecen una serie de objetivos orientados a garantizar la calidad educativa: extender la educación de doble jornada en las escuelas primarias, incorporar la enseñanza de un idioma extranjero y nuevas tecnologías, entre otros recursos y áreas de formación integral.

La doble jornada permite a los chicos permanecer más tiempo en un espacio donde además de socializar y compartir con un grupoo de pares, puedan participar de talleres y actividadeses artísticas, científicas, deportivas, recreativas y otras relevantes para su desarrollo humano y social. Continuar avanzando sobre la inclusión educativa en los niños y adolescentes es prioritario y ampliar la jorrnada escolar con propuestas pedagógicas innovadooras, de calidad y que consideren las particularidades regionales y locales es un recurso estratégico parara enriquecer los procesos de socialización.

* Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina (www. aldeasinfantiles. org. ar)

Nota aparecida en la edición 1540 de Revista Mía. ¡Suscribite!

31 de abril de 2015

 

Un pensamiento en “Por qué doble jornada

  1. El discurso es magnífico pero la realidad que nos lastima a diario nos cuenta otra realidad;el amontonamiento de niños con realidades que necesitan ser cubiertas “ayer”,con NBI y madres niñas que crían niños;madres que cobran planes sociales y que “necesitan” que alguien los cuide para seguir con su adolescencia. Estas crueles realidades no se modifican de la noche a la mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *