Salud

Dietas: qué factores llevan al éxito (y cuáles al fracaso)

A veces no depende de uno y otras tantas los errores son imperceptibles. Ponerse a dieta no debería ser nada complicado si conocemos bien nuestro cuerpo y tomamos conciencia de los actos que realizamos.

Para poder cumplir con una dieta hay que tener en cuenta varios factores.

Cada persona es única y tiene características propias. El cuerpo pierde peso como puede, no como uno quiere. Lo saludable es bajar entre ½ y 1 kilo por semana, pero también puede ocurrir que en algunas semanas no baje, aunque esté haciendo las cosas bien.

Por supuesto que hay que fortalecer los cuidados, buscar soluciones y continuar a pesar de los errores.

Buenas ayudas son: llevar un diario como registro alimentario donde anotar qué come, en qué circunstancias, cuánto y dónde. Gracias a esto se podrá visualizar qué situaciones y/o sentimientos la llevan a comer en exceso. Respetar el horario de las comidas. Comer sentada, cómoda. No de pié, ni caminando, ni viajando. Comer en el plato, no de la fuente ni del recipiente que estaba en la heladera, ni del envase. Esto ayuda a controlar la cantidad de lo que come. No realizar otra actividad mientras come. Evitar la TV, el diario, o un libro. Esto distrae la atención de lo que come y cuánto, y además no lo disfruta. Comer una sola porción Guardar los alimentos más calóricos (galletitas dulces) fuera de la vista.

Los errores que pueden hacer fracasar una dieta son: comer menos de lo que indica el plan. Abusar de los productos light o diet. Tentarse con los dulces. Es uno de los hábitos más difíciles de perder. Es útil tener reemplazos: frutas, gelatinas light con frutas, ensalada de frutas natural sin azúcar. No planificar las comidas. No registrar lo que se come: se tiende a subestimar lo que se ingiere. Beber poco líquido: agua, soda, jugos y gaseosas light, gelatina light, caldos ligth. No menos de 2-3 litros diarios. Ayunar: esto somete al organismo a una situación de estrés. Los ayunos frecuentes y/o prolongados hacen el cuerpo elimine líquidos y utilice la energía almacenada en los músculos. Saltear el desayuno, la cena otorga la energía para 4 horas aproximadamente, luego el cuerpo entra en una situación de ayuno fisiológico. El ayuno afecta a todo el organismo. El desayuno es fundamental para comenzar con energía y no sentir cansancio o fatiga a lo largo del día.

Son fundamentales las 6 comidas diarias. Esta frecuencia permite que el organismo se encuentre en las mejores condiciones metabólicas para quemar grasas, a la vez que disminuye las posibilidades de sentir hambre y las consiguientes tentaciones de comer lo que no corresponde.

Además el lapso de 2-3 horas permite que el organismo aproveche mejor los alimentos; si se deja pasar muchas horas antes de volver a comer, aumenta la intensidad con que el cuerpo pide alimentos, ésto puede generar mayor ansiedad y mayor sensación de hambre, en consecuencia en ese momento se suele comer más cantidad, no se seleccionan bien los alimentos más adecuados y se pierde el control sobre las porciones. Por lo tanto lo mínimo es el lapso de una hora y media y dos horas y máximo 3-4 horas ( tiempo de digestión y absorción). Son justamente las colaciones las que evitarán el picoteo o el comer excesivamente en la siguiente comida.

4 pensamientos en “Dietas: qué factores llevan al éxito (y cuáles al fracaso)

  1. muy bueno , pero me gustaria saver que comer, q cantidad tengo problemas de columna y hernia hiatal casi todo me hace daño, y tengo un sobre peso bastante grande todos los espesialistas me disen que debo bajar pero no se como haserlo ,les pido ,por favor me ayuden.

  2. me gustaria que me expliquen bien como realizar la dieta de la luna ya que hoy la lei en la revista pero no entiendo los dias y los horarios. gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *