Familia

Qué cámara de fotos comprar

Volver de las vacaciones y descubrir que de las 700 fotos que se sacaron sólo 15 merecen ser copiadas a papel da la pauta de que es momento de renovar la antigua cámara digital (o cambiar de fotógrafo).

fotografia

Sin tener en cuenta los argumentos de venta con los que cada marca distingue su producto, las cámaras hogareñas no son todas iguales. Las compactas, esas ideales para guardar en el bolsillo, apuntar y disparar, están diseñadas para utilizar en modo “auto”. Y si bien la función automática agiliza la maniobra no siempre consigue los mejores resultados. Siempre es mejor que la cámara sume ajustes manuales, para jugar con la velocidad de apertura y el tiempo de exposición. Incluso se puede emplear la posición Programa, que si bien está automatizada, da cierto control sobre el color, la oscuridad y el brillo.

Un error frecuente es confundir la resolución con la calidad de las fotos. Un exceso de megapixeles puede traer otro tipo de problemas. 8MP es más que suficiente. Otro problema recurrente está asociado al flash. Es sabido que muchos de los que vienen incorporados en el cuerpo de la máquina no permiten iluminar de forma adecuada el objeto cuando se encuentra próximo al objetivo.

Para evitar la sobreexposición y tener un mejor control de la luz, son recomendables aquellos modelos que traen diferentes opciones de control de flash, como puede ser de sintonización lenta, ojos rojos o disparo activado.

Hoy, con tanta teconología a disposición, es inevitable pensar que la cámara filme en HD, como tampoco está de más una salida HDMI, para poder conectar la cámara directo al LCD. Otro detalle interesante es que traiga una entrada para micrófono.

Por otro lado, el zoom, que es el que permite acercar la imagen mediante el movimiento de las lentes del objetivo sin pérdida de calidad apreciable, es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta. Lo estándar es de 3 o 4X y a medida que el número se multiplica, también aumenta la potencia de la cámara.

Otro elemento importante es el visor. En caso de sol directo o reflejo sobre la pantalla de LCD, se hace necesario que tenga visor directo, lo que también permite lograr un mejor encuadre de la toma.

Un punto en el que los especialistas coinciden es que las lentes no son las que determinan la calidad del equipo. Quizás tienen una gran influencia en las tipo reflex pero de ningún modo se puede comprobar que aporten colores realistas, nitidez, ausencia de distorsiones y luminosidad, como se promociona en los anuncios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *