Jardín y mascotas

Diseñar para que dure

Hoy en día se prefieren parquees y jardínes prácticos, con diseño fácil de mantener. Con líneas puras y contracurvas, podemos pensar en diseñar un jardín con pocas variedades de plantas.

En esta ocasión las protagonisas elegidas serán las palermas pindó ( arecastrum romansofianum) que pueden acompañar la zona de escaleras, aporando verticalidad y combinando a la perfección si se quiere dar al espacio general un estilo caribeño.

La elección de paredes verticales vegetales, como las placas de acero caladas, resultan cada vez más novedosas y son muy soliciadas para generar un esapcio que nos haga sentir en contacto con la nauraleza. Por otro lado, puede sumarse al jardín  muebles de diseño exclusivo, como por ejemplo una balsa para piscina, con un canero flotante incorporado a la misma.

Al paisaje general, puede incorporarse un camino, acompañado de buxus bocha, que nos conduzca al lugar donde se ubica la pérgola, espacio ideal donde podemos descansar, leer o charlar con amigos. También, junto a las piscinas, podemos crear una especie de playa, transformando el lugar en zona de relax.

Al momento de diseñar un jardín, debemos escoger sobre todo elementos nobles y fundamentalmente diseños que pueden ser conservados en el tiempo y con bajo mantenimiento.

La iluminación es esencial para crear atmósferas en los jardínes y terrazas; a través de ella, podemos lograr ese efecto de calidez que necesiamos por las noches y, por consecuencia, alargar las horas de disfrute. Es importante saber iluminar cada detalle, en forma sutil, sin recargar ni quemar los elementos que queremos destacar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *