Jardín y mascotas

Mutuo amor

Vincular a los niños con los animales desde temprana edad genera infinitos beneficios para la salud física y emocional de ambos. Mirá todo lo que pueden ayudarse estando juntos.

Todos los chicos,en algún momento de su infancia desean una mascota. Pese a que requieren de un importante cuidado y atención, vincular a nuestros perros y gatos con los niños puede ser de gran beneficio para la salud de ambos. Los chicos requieren la vida de las mascotas.

Estimulan la actividad física del animal: los niños, como compañeros de juego de nuestras mascotas, son ideales para incentivarlos a realizar la actividad física que necesitan. Sacarlos a pasear, correr o divertirse en un espacio verde, ayudan al animal a fortalecer sus articulaciones, musculatura y desempeño físico.Además, los paseos al aire libre fomentan una vida más sana para ambos.

Optimizan su desarrollo emocional: sociabilizar al cachorro con chicos y recibir permanente atención de èstos disminuyen posibles problemas de conducta y ansiedad.

Les aporta elementos para el desarrollo psicològico y su personalidad: aprenderá a no molestar a la mascota mientras come o duerme, a limpiar la caja o el plato de la comida y a tratarlo con delicadeza. Esto ayuda a que tu hijo desarrolle el sentido de la responsabilidad y a comprender las necesidades de los demás.

Relacionarse con otro ser vivo le ayudará a asimilar las reglas de la comunicación verbal y a desarrollar la capacidad de intuición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *