Familia

Mellizos o gemelos: cómo cambia tu vida

Tal vez, mucho más que cómo y por qué engendraste mellizos o gemelos, lo que querés saber es qué va a ser de tu vida, la de tu pareja y la de ellos después del nacimiento. Buena pregunta para contestarte.

El mayor desafío a la hora de la crianza de mellizos es, sin duda, la posibilidad de la “individuación”, esa capacidad de los padres para construir un vínculo individual con cada uno de sus hijos.
Entre las exigencias de la crianza, los tiempos y todas las demandas que genera el propio proceso, tendemos a resolver “emparejando”. Esto es, dando a todos por igual y quizás ahí perdemos de vista que cada niño, a pesar de haber compartido la vida intrauterina con el otro, es un sujeto único. La individuación como proceso nos conduce a reconocer a cada uno en sus demandas y sus necesidades. Es, en sí mismo, un proceso de diferenciación y recorte del bebé en primer lugar respecto de la madre y, en el caso de gemelos, respecto del hermano.
Cuando los padres esperan gemelos saben que se enfrentan a algo complicado pero el deseo de paternidad cumplido los contiene. La experiencia de la construcción de una familia es absolutamente enriquecedora para el desarrollo del ser humano, no obstante sin ayuda, a veces puede ser agobiante.
En este contexto, lo más aconsejable es trabajar sobre algunos aspectos de la personalidad, como la tolerancia a la frustración, la capacidad de delegar en el otro, la confianza en el otro, la posibilidad de pedir y recibir ayuda, la aceptación del error como parte del aprendizaje de ser padres y aprender a diferenciar responsabilidad de culpabilidad, para entender que equivocarnos no nos transforma en incompetentes, sino que nos puede servir para ser mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *