Salud

Todo lo que hay que saber sobre el autobronceado

2 Antes y despues

Son por demás conocidos los peligros que trae la exposición a los rayos UV, y lamentablemente nadie está exento de ella. En este sentido es que los productos autobronceantes se convirtieron en la alternativa por excelencia para dorar la piel, hidratándola y protegiéndola al mismo tiempo. Conocer de qué manera actúan sus fórmulas puede ayudarnos a elegir la opción que nos resultará más conveniente.

Beneficios

Gracias a su componente básico, la dihidroxiazetona o DHA, un derivado de la caña de azúcar, los autobroceantes le dan color a la superficie cutánea, sin que tenga lugar la síntesis de melanina que se produce durante la exposición solar. Este activo actúa sobre la superficie de la piel, provocando una pigmentación similar a la que se logra bajo el sol, pero evitando el envejecimiento prematuro, y la aparición de manchas y arrugas.

Dependerá del tipo de piel, el efecto que estos productos consigan sobre ellas. Las pieles secas lograrán adquirir el bronceado de manera más rápida que las grasas. Del mismo modo, en las más blancas se aplicará más cantidad que en las pieles morenas, para que los efectos salten a la vista.

En todos los casos, la clave está en buscar un tono natural y en sintonía con el del propio cuerpo. Es importante saber que la utilización de estos productos se puede combinar sin problemas con la exposición al sol, siempre y cuando ésta se realice con un protector solar de un factor elevado, y en las horas recomendadas.

Aplicación

Ya sea en forma de cremas, lociones o geles, antes de colocar los autobronceantes, se recomienda realizar una exfoliación y humectación total de la piel para que el producto sea mejor absorbido y que su tono, además de quedar parejo en todas las zonas del cuerpo, tenga un efecto aún más prolongado.

Recomendaciones de uso:

♥ Es necesario esparcirlo con las manos de manera uniforme sobre el cuerpo. ♥ Evitar que quede acumulado sobre imperfecciones tales como zonas de pliegues, arrugas y poros dilatados. Tampoco debe entrar en contacto con los ojos, cejas ni cabello y tener especial atención con los codos, las rodillas, la parte detrás de las orejas y el cuello.

♥ Después de su colocación, se deben esperar de 5 a 10 minutos antes de vestirse, y como mínimo una hora para bañarse.

♥ Siempre lavarse las manos con agua y jabón para eliminar los restos que puedan quedar sobre ellas.

Los resultados serán evidentes recién cuatro horas más tarde. Para quienes desean un bronceado más intenso, se puede repetir la aplicación pasadas las primeras seis horas (según cada formulación). Si bien depende del producto, el efecto de bronceando suele tener una duración de entre 4 y 7 días, lo que representa el tiempo de descamación natural de la piel. Los especialistas recomiendan una aplicación diaria hasta que se alcance el color deseado, y una vez logrado el tono, entre dos y tres por semana para su mantenimiento. El uso de cremas humectantes no debe suspenderse durante la colocación de este tipo de productos.

Pieles no aptas

El uso de los autobronceantes no está recomendado en personas con psoriasis, rosácea, dermatitis, piel muy seca, con mucho enrojecimiento o picazón. Tampoco es aconsejable su utilización en pieles que presenten lesiones. Aquellas personas que se hayan sometido recientemente a una exfoliación química (pelling), deberán esperar al menos tres días para poder utilizar estos productos.

Como cualquier otra fórmula que se aplique sobre el cuerpo, siempre existe la posibilidad de que alguno de sus componentes provoque alguna reacción dermatológica. Por este motivo, especialistas recomiendan realizar una prueba sobre una zona pequeña.

En gabinete

Para una ocasión especial o para sostener el tratamiento durante todo el año, otra manera de broncearse sin sol es mediante las aplicaciones con pinceles de aire que se realizan en los gabinetes especializados.

Estos sistemas consisten en sesiones de no más de 10 minutos, que apuntan a lograr una coloración natural, también libre de riesgos para la piel. El producto que utilizan está elaborado con componentes que permiten fijar la acción del activo orgánico DHA, coloreando la piel, y haciendo que la duración del bronceado tenga un efecto más prolongado.

Además, tiene propiedades nutritivas, humectantes y antioxidantes. La ventaja es la homogeneidad que logra el color sobre la piel aplicado en manos de especialistas, y la posibilidad de elegir entre diferentes variedades de lociones, de acuerdo al tipo y color de piel, con asesoramiento de centro donde se concurra. Para mantener la tonalidad, se recomienda repetir el proceso semanalmente.

Servicios en Centros especializados.

-Bronceado cuerpo completo (entre $100 y $150, en L.A. Bronze)

-Bronceado Completo ($85 en Sol Pleno)

Asesoraron: Dra. Marta Fackeldey, Dermatóloga. Dirección Médica de Centro Chouela; Dra. Marta Tielas Directora del Centro Médico láser AEGYNA.

Un pensamiento en “Todo lo que hay que saber sobre el autobronceado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *