Familia

Mi mejor amiga se puso de novia

Aunque pasa habitualmente, es una situación difícil de resolver porque son naturales sentimientos de abandono y soledad, de los que ninguna es responsable. Sin embargo, se puede pasar y hasta mejorar la relación

Una amiga íntima o muy cercana es alguien que una conoce tan bien o desde hace tanto tiempo que da seguridad, hace que se sienta más coraje para hacer determinadas cosas y que se comparta un reconocimiento mutuo de la inteligencia o de humor. Al faltar esa persona, se puede sentirse de pronto menos seguro o incluso incompleto.

Desde ya, no existe una receta general para solucionar este problema, pero no por eso hay que desesperar. Es importante reconocer que uno tal vez está molesto o triste, a pesar de alegrarse por ver al otro feliz, y hay que dejar salir esa amargura. También es bueno ser consciente de que muchas veces este cambio de la situación pone a prueba la amistad.

Pero, a pesar de todo, ¿cómo actuar?:

En primer lugar hay que mantener la calma, alegrarse por el otro y tener en claro que eso no significa que una haya perdido a su mejor amigo o amiga. En la transición, hace muy bien buscar actividades de distracción, como hacer deportes, dedicarse más a los hobbies o encontrarse con otros amigos a los que no se ha visto desde hace tiempo.

De ese modo, además, se evitará hacer reproches impulsivos. Quien atraviese alguna etapa de furia o enojos, debería confesarle todo a otra persona, ya sean otros amigos, los padres o primos, para evitar que la primera reacción recaiga en la mejor amiga y dañe tal vez el vínculo a largo plazo.

Por otro lado, siempre es bueno tener presente que le novio o novia no son una competencia directa. A veces, las amistades duran más que la parejas y los celo no deben verse necesariamente como algo negativo, ya que demuestran cuánto a uno le importa el otro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *