Cocina

Torta marmolada de lujo

Si bien es un clásico de la repostería europea, se trata de una combinada de chocolate negro y blanco. El lujo secreto está en la cerezas que se hunden formando las olas que le dieron el nombre de Donauwelle.

La tarta Donauwelle (cuya traducción sería ola del Danubio) es un clásico entre los
amantes de la repostería de Europa central. Sin embargo,no se trata más que de una
variante de la clásica marmolada con un detalle especial en su masa batida con cerezas, crema de vainilla y cobertura de chocolate.
A la cocina
La base de esta tarta consiste en una masa tipo bizcochuelo batida clara y una oscura. Para la oscura, hay que sumar al batido 80 gramos de chocolate amargo derretido (con un 70 por ciento de cacao). A la parte clara se le agrega, en cambio, chocolate cobertura blanco. Luego se le añaden a las dos preparaciones claras batidas y una mezcla de harina y avellanas (tostadas y molidas).

En el molde enmantecado y enharinado, hay que colocar primero la mezcla clara y distribuir sobre ella, la oscura. Esto es importante ya que las cerezas que se colocan sobre la masa oscura, se hunden durante la cocción de ondas u olas que le da nombre a este postre exquisito.

Para que la receta no falle, hay que estar atento al tiempo de cocción: lo mejor es colocar el molde en la rejilla media y hornear la tarta entre 20 y 25 minutos. Como la capa superior es oscura, se hace algo difícil darse cuenta si se está quemando. Por eso es importante controlar el horneado con cierta frecuencia, sobre todo en los últimos minutos.
Mientras se enfría la tarta, se puede ir preparando la crema de vainilla.

Para ello hay que mezclar postre de vainilla en polvo con gelatina, una pizca de sal y leche. Al final, se añade crema batida. Una vez lista, se distribuye la crema sobre la tarta marmolada. Si la base aún no se enfrió del todo después de salir del horno, se recomienda cubrir la crema con folio plástico para que no se forme una costra.

Para el toque final, se baña la tarta con cobertura de chocolate. Si se prefiere una receta menos calórica, se puede eliminar el baño de chocolate y espolvorear cacao en polvo sobre la crema. En este caso, no hace falta alisar tanto la crema, sino que se la puede distribuir, por ejemplo, en forma de picos.

Para los dogmáticos de la Donauwelle clásica con cobertura de chocolate, de vainilla debe estar bien firme. La tarta no debe colocarse en la heladera bajo ninguna circunstancia, ya que en ese caso la crema forma una capa húmeda y, para poder colocar el chocolate cobertura, debe estar bien seca.

El chocolate cobertura tampoco debe estar a una temperatura muy alta. Si se puede mojar un dedo en el chocolate y resulta tibio, tiene la temperatura correcta. Si se le añaden al chocolate derretido dos cucharadas de aceite comestible, es más fácil espar
cirlo y menos probable que se rompa la cobertura al cortarla.
Quienes tienen algo más de experiencia en repostería, pueden intentar formar una serie de ondas sobre el chocolate cobertura con un peine para repostería. Finalmente, se pueden agregar algunas cerezas frescas como decoración hay que tener en cuenta que la crema y eso es lo que forma el bello diseño.

NGREDIENTES

  • – 4 huevos
  • – 175 g de azúcar
  • – 1 cucharada de extracto de vainilla
  • – 175 g de mantequilla
  • – 175 ml de leche entera
  • – 1 cucharada de leche
  • – 2 (10g) cucharaditas de polvos de hornear (levadura)
  • – 1 pizca de sal
    370 g de harina
  • – 2 cucharadas bien colmadas, de cacao en polvo
  • -200g de cerezas confitadas o naturales (he visto en varias recetas que usan unas u otras, yo en este caso usé las confitadas).

PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE
INGREDIENTES

  • – 300 g de chocolate para fundir (chocolate de cobertura)
  • – 3 cucharadas de Nutella
  • – 1 cucharada de aceite vegetal o mantequilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *