miércoles 25 de noviembre de 2020
TAPA | 16-11-2020 10:41

Iliana Calabró: Recetas de cocina y belleza para brillar

Dueña de una gran simpatía y personalidad, la actriz, recién eliminada de Masterchef Celebrity, tiene miles de seguidores en las redes y, aunque hoy se cuida mucho de salir, dice estar dispuesta a encontrar un nuevo amor. Y, como si fuera poco, es nuestra "madrina" ya que protagoniza el nuevo comercial de esta revista.

Ileana Calabró disfrutó de Masterchef Celebrity, lo vivió a pleno, con toda su energía italiana y los saberes culinarios que aprendió al lado de su nonna. Cada desafío cumplido Iliana de 54 años lo festejaba con sus más de 500 mil seguidores de Instagram, donde comparte sus recetas y sus andanzas en el programa éxito de Telefe.

En octubre del año pasado se separó de su pareja, el empresario italiano Antonello Gandolfo, quien decidió volver a su país. Luego, por la pandemia, ya no pudo regresar. Intentaron mantener una pareja a distancia, pero no funcionó, sin embargo, siguen en comunicación.

Iliana Calabró, belleza para brillar

Iliana también se ocupa de su mamá Coca, a quien le prepara cosas ricas, porque para ella no hay forma más genuina de dar amor que cocinar.

¿Cómo viviste Masterchef? 

A mí me encanta cocinar. Antes que hacerlo en mi casa, voy y cocino allá y ¡encima me pagan!, dije cuando me convocaron (risas).

Además tenías todo el mercado para elegir lo que quisieras...

No, nada para elegir. Te daban tres minutos para entrar al mercado... Además la gente cuando ve el programa piensa: “¡¿Todavía no saben los lugares?!”, mi amor...¡cambian todos los días las cosas de lugar para desorientar a los participantes! Entonces vos vas donde estaba la harina el día anterior, y no la encontrás. También cada tanto, a mí me pasó, hay algún horno al que se olvidan de cargar la garrafa y no cocina..., o faltan utensilios, mientras que a otro le sobran, o las balanzas no andan. Hubo un día que el Turco García tenía que hacer la pasta y no podía medir los ingredientes. Yo, que estoy acostumbrada, lo hago a ojo, pero él necesita seguir la receta al pie de la letra, sí o sí, entonces no sabía qué hacer. Desde arriba del balcón le gritábamos cómo calcular.

¿Aunque ya estás afuera, qué opinás del jurado?

A quien siento más cercano es a Donato por la historia, pero a Betular lo admiro, me encanta la pastelería. En el caso de Tegui, aunque todos lo ven terrible, a mí me causaba mucha gracia, tenía en cuenta sus devoluciones..., en el fondo es un tierno, un malo querible. Reconozco que yo no trabajo bien bajo presión, no rindo lo que rindo en mi casa, y bueno, por eso quedé afuera. Pero ellos fueron generosos conmigo. Yo siempre miré el lado positivo de lo que me señalaban y criticaban.

Iliana Calabró, belleza para brillar

Vos sos una experta en cocina italiana...

Es lo que se come en mi casa, lo que comen mis hijos. La cocina mediterránea es lo que más nos gusta. Mi abuela era cocinera, la mamá de mi papá. Era compañera y colega de Doña Petrona. Justamente Tegui me halagó un día diciendo que mi cocina era como la de Doña Petrona, y fue un mimo para mí. Me crié viendo sus programas. Yo siempre, desde chica, me ponía al lado de Nela, mi abuela siciliana, en una sillita, pispeando qué estaba cocinando. Siempre me daba alguna masa para hacer. Pero era muy celosa de sus recetas. No te creas que las compartía. Yo tampoco escribo mis recetas. Cocino mucho con lo que tengo, creo en el momento. Por ejemplo, el otro día me había quedado un mango y tenía jugo de maracuyá congelado, hice una tarta con las dos frutas y quedó espectacular.

¿Cómo pasaste la cuarentena?

¡Cocinando! Cuando caía el sol meditaba, todos los días, todo este tiempo no lo pude hacer porque estaba trabajando, pero igual seguía practicando antes de acostarme o por la mañana. Patricia Sosa me manda una cadena de meditación que viene desde España, muy buena. Ahora voy a retomar...

¿Cuál es tu secreto para mantenerte en forma y en pandemia?

Ahora, cuando miro Masterchef, que lo voy a seguir mirando, obvio, me subo a la bicicleta fija y pedaleo durante todo el programa. Puedo hacer una hora. No soy de esas que terminan chorreando de transpiración, pero entreno, le doy velocidad. También practico parada, así trabajo los abdominales mientras bicicleteo. Tengo a mi favor un cuerpo fibroso y músculos que tienen memoria.

¿Cómo entrenás los brazos?

Bato y amaso (risas). En serio, ¡hay panes para los que necesitás mucha fuerza para amasar! Por eso también las abuelas tienen buenos brazos, porque estas actividades te sacan músculo. Ahora he equipado mi cocina por Masterchef, pero a mí me encanta batir, no tengo ningún problema en hacerlo, es más, en una época estaba acostumbrada: he hecho claras a punto de nieve a mano porque no tenía la batidora.

Iliana Calabró, belleza para brillar

¿Cómo es tu dieta?

En las comidas me cuido lo necesario. Mi alimentación es muy natural, está basada en ensaladas, pollo, poca carne vacuna, calabaza, yogur casero, quesos y huevos. Nada de alcohol. Barritas de cereal y, como no bebo agua como hay que hacerlo, tomo mucho mate. Y, cada tanto, me alegro con mi tiramisú.

¿Y cómo estás de amores? ¿Terminaste definitivamente con Antonello?

Nosotros nos hablamos, incluso ahora se había hecho un hisopado porque allá en Italia está muy complicado el tema del coronavirus. Lo llamé para saber cómo le había salido y le dio negativo. También cuando él se enteró por los medios de la racha de contagiados en Masterchef, se preocupó por mí y me llamó. O sea, seguimos en comunicación, pero no en relación. Él sigue allá, pero cada vez más lejos, porque no puede venir. Tiene a sus hijas acá, a las que hace un año que no ve. Yo a mi hijo, que está viviendo en Brasil, también, hace más de un año y medio que no lo veo.

Posteaste en Instagram que superaste el nido vacío y remodelaste el cuarto de tu hijo...

Sí, gracias a mis hijos, que son tan divinos. Nicolás me dijo: “¿Vas a esperar a que yo vaya para arreglarla? si no sé cuándo podré viajar...”. Justo necesitaba un espacio para concentrarme, arreglarme y estudiar. Mi otro hijo, Stefano, estudia arquitectura y me hizo todo el diseño, con su santa paciencia y talento. A veces necesitás ese empujoncito … Él proyectó toda la refacción del cuarto de su hermano, pero que la suya, no se la toquen (risas). Vive con su padre, porque le queda cerca de la facultad. Todos los fines de semana viene a ver a la madre y a la abuela.

¿Estás con ganas de enamorarte, de conocer a alguien?

Ahora es complicado. Se hace difícil la soledad. Si bien tengo amigos, no me veo con casi nadie por el tema de la pandemia. A mamá la veo con barbijo. El Día de la Madre, que había sido el problema de los contagiados de Masterchef, no me quedé: le armé la mesa, la saludé, sin besos ni abrazo y me fui. Yo soy muy cuidadosa. Por eso, tampoco me vería con alguien. Cuando me dicen “tenés que conocer a alguien” les digo, “¿ahora, en pandemia? olvidate”. Además, si estás trabajando no podés exponer a todo el grupo, me parece que sería irrespetuoso. Hoy es una bendición tener trabajo. Fue un año muy duro para los artistas y no llegó ninguna ayuda, ni llegará, creo. Cuando hay una buena racha, hay que aprovecharla y cuidarla. Por eso, de verdad, no es el momento.

¿Te enamorás fácilmente?

No, no soy una mujer enamoradiza. Nunca lo fui. Me enamoré dos veces y punto. Ahora cuando me separé, todos me decían que saliera al ruedo otra vez, pero nada. Yo, ahora, prefiero quedarme en casa con la Coca comiendo pochoclo y mirando Netflix (risas). Igualmente, ahora en serio, estoy abierta a tener una nueva pareja. Yo creo que el amor sucede a pesar de uno. Tuve dos hermosas relaciones y sus finales, que siempre son traumáticos, algunos más que otros, pero yo disfruto de la vida en pareja. Soy mucho para el otro, servicial, me gusta atenderlo. Vivo la cocina como un acto de amor. Es algo que me transporta a mis amigos, afectos, vivencias, a la vida, los recuerdos... y cuando estoy enamorada es mi forma de agasajar y demostrar mi cariño.

LAS RECETAS DE ILIANA:

FLAN CASERO:

Ingredientes:

6 huevos, 3 cucharadas de azúcar, 1 lata de leche condensada, 1 taza de café bien fuerte, esencia de vainilla a gusto. Para hacer el caramelo azúcar a gusto.

Preparación:

Del caramelo: Colocar el molde en el fuego con azúcar a gusto. Lo ideal es que ocupe toda la superficie. No tocarlo hasta que se derrita por completo ni incorporarle agua.

Del flan: Batir los 6 huevos y luego incorporar el azúcar, la leche condensada, el café y la esencia de vainilla. Después, verter la preparación en el molde ya caramelizado y llevarlo a horno moderado (tirando a bajo) a baño maría durante 1 hora. Luego, retirar del horno, dejar enfriar, desmoldar y servir.

Recetas de cocina y belleza para brillar

BIZCOCHUELO DE NARANJA:

Ingredientes (Para un molde savarín de 24 cm):

180 g de azúcar light Ledesma, 6 claras, 1 cdita. de cremor tártaro, 2 naranjas, 2 yemas, 30 cc de aceite de maíz, 200 g de polvo repostería sin tacc, 1 cdita. de polvo de hornear, papel manteca.

Preparación:

En una ollita con abundante agua poner a hervir las dos naranjas enteras hasta que estén bien tiernas. Escurrirlas, abrirlas al medio y retirar sus semillas. Licuarlas con su piel hasta obtener un puré y reservar. Por otro lado, batir hasta obtener un merengue, las claras junto con el azúcar light y el cremor tártaro. Tamizar el polvo de repostería sin tacc junto con el polvo de hornear. En un bol, poner el aceite junto con las yemas y el puré de las naranjas. Agregar ¼ del merengue e integrar con una espátula de goma de manera envolvente. Verter esta preparación en el bol con el merengue restante. Ir agregando los secos hasta unir por completo, (no mezclar de más para bajar lo menos posible el aireado del merengue). Llenar el molde previamente cubierto en su base con papel manteca. Llevar a horno medio de 40 a 45 minutos hasta que el bizcochuelo esté firme. Retirar del horno, dejar enfriar. Opcional: espolvorear con azúcar impalpable para terminar. Ideal para acompañar con té.

Recetas de cocina y belleza para brillar

PAN DULCE EXPRES:

Ingredientes:

500 g de harina común, 175 ml de leche entera, Jugo de 1 limón, 2 cdas. de azúcar, 100 g de pasas de uva, 100 g de arándanos (opcional), ralladura de 1 limón o 1 naranja, 1 cda. de bicarbonato de sodio, 50 g de margarina, 1 cda. de sal.

Preparación:

De la leche de mantequilla: Mezclar la leche y el jugo de limón. Dejar reposar mientras se comienza a realizar la segunda preparación.

De la masa: Tamizar la harina, agregar la sal, el bicarbonato y las 2 cucharadas de azúcar. Luego incorporar las pasas de uvas, los arándanos o frutos secos a gusto. Además, sumarle la ralladura de limón o naranja y mezclar suavemente. A esta preparación agregarle, de a poco, la leche de mantequilla que estaba en reposo. Mezclar muy despacio todos los ingredientes incorporando la margarina hasta lograr un bollo. Luego, llevar la preparación a una placa y realizarle cortes profundos. Dejar en el horno unos 35/40 minutos. Al principio, que el horno sea fuerte, luego, llevarlo a temperatura moderada.

Recetas de cocina y belleza para brillar

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios