Moda y belleza

Ejercicios anticelulitis

Si aún no te pusiste en marcha con el operativo verano… ¡Apurate, es el momento de entrar en acción!

Ejercicios

Combinados con una dieta equilibrada y baja en grasas, esta rutina te ayudará a suavizar la apariencia de la celulitis y a tonificar muslos y glúteos.

1. Acostada en el suelo con las piernas estiradas, levantá la pierna izquierda lo más arriba que puedas y bajala, poco a poco, sin tocar la otra pierna. Repitir este ejercicio 15 veces. Después de 15 repeticiones, hacer otras 10 veces más, pero subiendo la pierna hasta la mitad.

2. De pie, con las piernas ligeramente separadas a la altura del ancho de la cadera, da un paso hacia delante con la pierna derecha manteniendo el torso lo más recto posible. La pierna derecha (desplazada hacia adelante) debe lexionarse hasta que el muslo quede paralelo al suelo y la rodilla flexionada forme con la pierna un ángulo de 90 grados. La
pierna que no se desplaza (la izquierda) debe estar anclada con el pie y doblarse hacia el suelo.

Bajá lentamente la pierna izquierda, hasta que la rodilla esté a punto de tocar el suelo. Mantené la posición durante unos segundos y volvé a subir. Repetir este ejercicio 15
veces con ambas piernas.

3. Colocá los pies a la altura de los hombros. Mantenelos firmes en el suelo y dobla
lentamente las rodillas, hasta que tus muslos estén paralelos con el suelo. Las rodillas no deben salir más que los dedos de los pies y el abdomen debe estar firme en todo momento para proteger la zona lumbar. Mantené la posición durante unos segundos. Repetir 20 veces y recordar que las rodillas tienen que estar un poco dobladas (nunca rectas) cuando llegás a la posición inicial.

4. Colocate en cuatro patas con la cabeza apoyada en los antebrazos. Levanta la pierna derecha del suelo, dobla la rodilla y patea hacia arriba como si quisieras tocar el techo. Lentamente llevá la pierna hacia abajo y repetí los ejercicios 15 veces con cada pierna.

5. Con la espalda contra la pared, da un paso adelante con las dos piernas, poco a poco deslizá tu espalda por la pared hasta que tus piernas están dobladas a 90 grados. Básicamente tu cuerpo debería estar posicionado como si estuvieras sentado en una silla invisible. Mantén esta posición entre 30 segundos y dos minutos.

Fuente: www.eliminar-celulitis.es

Nota aparecida en Mía de esta semana.¡Suscribite!

04 de noviembre de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *