Salud

Secretos sobre el dolor de espalda

Los aspectos emcionales y la importancia de reconocerlos y tratarlos.

El dolor de espalda

El dolor es una de las principales formas que tiene el cuerpo para protegernos contra el daño, porque nos desalienta a repetir el mecanismo que lo produjo, es una señal de alarma útil. Los nervios que lo indican están en todas partes y en casi todos los tejidos del cuerpo tenemos terminales nerviosas especialmente sensibles al dolor, llamados receptores, que son los que reciben las entradas dolorosas reales. Entre los dolores, hay uno que califica como el que causa más ausentismo laboral y es de los más frecuentes: el dolor de espalda.

“Se dice que hay 13 causas de lumbalgia, entre las que se encuentran las traumáticas, las torácicas y las emotivas, pero también las ginecológicas y las gastrointestinales. Por eso, es importante hacer hincapié en la necesidad de que, cuando aparece el dolor, el paciente recurra a un médico sin dejarse estar”, explica el doctor Luis Pintos, médico traumatólogo. Al restarle importancia a los dolores se puede también estar desoyendo un problema más grave proveniente de un órgano que requiere atención inmediata o una afección psiquíca que nos causa otros dolores extra.

El significado emocional
La historia entre la interacción del cuerpo, la mente y el espíritu se remonta a la antigüedad, a la época de Hipócrates, quien recomendaba a sus pacientes asmáticos que tuviesen cuidado con la ira. Ya hace más de 2500 años existía conciencia de la influencia que las emociones tienen sobre las enfermedades y que pueden ser origen de ellas.

Y los dolores de espalda no son una excepción. La espalda toma la representación de una “zona” emocional o física dolorida y se hace sentir, para que solucionemos el problema.

La espalda representa temas de apoyo y los problemas en la zona indican un exceso de responsabilidad que no se quiere admitir; o también, que sentimos no estar recibiendo el apoyo merecido. Porque siempre se trata de lo que el individuo percibe – y generalmente esconde, o reprime- y no siempre de una situación absolutamente objetiva. Dolores en la parte superior de la espalda, se suele inferir, representan sentimientos de falta de apoyo emocional.

Se puede encontrar una falta de entrega emocional por parte de quien padece el dolor, temor a ser traicionado, o la sensación de esperar una traición por haber sufrido una y otra vez desilusiones. Dolores en la parte central de la espalda corresponden a sentimientos de culpa relacionados con el pasado. En la zona lumbar, representa una falta de apoyo material u económico,un  miedo al futuro relacionado con el dinero.

Muchos médicos, científicos y antropólogos han investigado en este tema. De hecho, el Dr. Fiz Fernández, médico antropólogo, destacado investigador de la columna vertebral y sus derivaciones, en su libro “La columna vertebral en la génesis de las enfermedades crónicas” asegura: “no cabe duda de que la espalda habla un lenguaje que hay que saber interpretar. La persona de luto aparece encorvada, el cobarde, el hipócrita y el adulador tienen la espalda arqueada, en tanto que el hombre altivo y franco se nos muestra erguido”.

El autor distribuye los dolores de espalda en tres secciones que corresponde a otras tantas partes referentes a la columna vertebral: la región de la nuca, la región del tórax y la región lumbar.

El individuo testarudo, terco, obstinado y tenaz, tiene la nuca tensa. Si la obstinación pasa a ser la actividad predominante, exigiendo un esfuerzo supletorio de forma constante, se originará un síndrome cervical, que resiste las más de las veces a todos los esfuerzos terapéuticos.

La región torácica, en cambio, guarda relación con la depresión y la ansiedad. Su cronicidad se manifestara en discopatías (hernias de disco) y espondilopatías incluso anquilosantes. Con frecuencia una lumbalgia denota una discordancia psíquica. Estos pacientes son incapaces de sobrellevar o tolerar con paciencia nada que lo irrite.

Y los dolores por cansancio situados en la región lumbar pueden denotar una opresión psíquica. Los enfermos, sobre todo las mujeres, abandonan toda resistencia y se dejan aplastar por el peso de la vida diaria que ya no son capaces de soportar. Esos dolores pueden ser comprendidos como una protesta social o una defensa contra las exigencias de la femeneidad. En el hombre, en ocasiones no pasa de constituir una demostración inconsciente de su poca energía para enfrentar la vida laboral e, incluso, los temas relacionados con la virilidad.

Alternativas a la cirugía
A lo largo de toda la columna encontramos vías reflejas que informan de casi todo lo que sucede en el cuerpo, desde un dolor de cabeza hasta la formación de un nódulo mamario.

Si bien no todas las enfermedades derivan de la columna y hay que consultar al médico clínico o especialista, malformaciones, desviaciones y otras afecciones de la misma pueden producir distintos malestares. Una torsión vertebral cervical puede causar malestares como adormecimiento de las manos. En la zona dorsal, se han detectado casos de arritmias cardíacas relacionadas. Y en la zona lumbar, surge el famoso nervio ciático, que produce un dolor que irradia a toda la pierna.

Todas las enfermedades y síntomas se pueden mejorar por medio de la vertebroterapia o praxis manual suave, la quiropraxia, la osteopatía y la reeducación postural global o RPG.  También desde la Medicina Tradicional China con digitopuntura, acupuntura, qi gong – ejercicios energéticos y respiratorios – se pueden encontrar soluciones.” En algunas partes del mundo tanto en China como en Japón  se ha promovido entre los obreros conductas que permiten aliviar estos males, entre otras se trabajó con ejercicios de qi gong o destinados según la medicina oriental a recuperar el equilibrio energético y postural.

Este milenario conocimiento puesto al servicio de la salud pública representaría un alivio tanto en los problemas de dolor de espalda como en las afecciones relacionadas al estrés”, asegura Daniel González, doctor en Medicina Tradicional China. “La práctica de 20 minutos diarios de esta técnica realizada bajo la guía de instructores especializados es suficiente  para paliar mucho de los inmensos costos que representan los dolores de espalda.”

Otra disciplina, en este caso occidental que parece resultar terapéutica y a la vez preventiva de los dolores de espalda es el Pilates. Con esta técnica se logra una buena elongación muscular y seguro estiramiento de la columna. Para aquellas personas que busquen un efecto relajante mayor, la natación o gimnasia acuática surten grandes efectos.

En los últimos años se han desarrollado diversas opciones terapéuticas que permiten retrasar e incluso reemplazar las cirugías en la espalda, sobre todo por hernias de disco. Una de ellas es la oxígeno-ozonoterapia. Esta técnica actualmente posee amplia utilidad para la regeneración de tejidos y, además, tiene efecto analgésico, oxigenante, antioxidante y antinflamatorio.  “Se ha convertido en el método de elección fundamental para disminuir o evitar el dolor agudo durante las primeras semanas”, sostiene el doctor Aníbal Grangeat, especialista en neurocirugía y director médico del Instituto Argentino de Ozono Terapia.

Fuente
El poder de su columna. Praxis Vertebral, del Dr., Rubén Pistacchia, Ed. Lumen, www.laclinicadelacolumna.com, Marcelo Barroso Grifiths, quiropráctico de la Clínica de la Columna.

Fotos: Cedoc

Un pensamiento en “Secretos sobre el dolor de espalda

  1. Vivo en la Ciudad: Santiago de Cali, kwangmookwan@gmail.com (Valle.,)Colombia,Suramerica,Tengo Hernias Discales, mi Esposa,mi hijo, mi Nuera y mis Nietos me han Mejorado con:
    Reflexologia:Manos y Pies, Acupresura,JinShinDo,Vertebroterapia,Vibroterapia,Shiatsu,
    Geoterapia y muchas mas Tratamientos,Terapias y Tecnicas-
    Manuales Orientales. Tengo fe, que tambien la:”Ozonoterapia”
    es:” Excelente.” Muchisimas Gracias y que Dios los Bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *