miércoles 21 de abril de 2021
SOCIEDAD | 08-03-2021 13:40

El uso del celular en las mujeres argentinas

Un estudio investigó cómo ellas utilizan el móvil. El resultado fue que, más allá de algunos sentimientos ambivalentes, el celu tiene una gran finalidad y utilidad en su desarrollo profesional, académico y laboral. Te contamos los detalles de la investigación.

Lo tenemos todo el día en nuestras manos. Se trata de un dispositivo que ha adquirido la categoría casi de esencial en nuestras vidas. Se trata del celular.

Un informe de la organización sin fines de lucro Chicas en Tecnología y la empresa Motorola muestra la primera investigación realizada en Argentina sobre el uso que las mujeres de diferentes edades le dan a su celular.

Se estudió cuáles son los motivos para su uso, qué tipo de percepción tienen sobre el dispositivo y cuáles son las posibles acciones que este grupo propone para mejorar el equilibrio entre el uso del smartphone y la vida personal. El informe elaborado invita a generar más y mejores prácticas para la inclusión activa de las mujeres en la tecnología y a posicionar una agenda inclusiva en relación a las disciplinas STEM (acrónimo en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemática).

La mayoría de las mujeres considera que el celular es una herramienta efectiva para estudiar y trabajar.
Un 80 por ciento de las mujeres usa el celular cada 15 o 30 minutos. A mayor nivel educativo y mayor edad se ve una disminución del tiempo de uso del celular.

El relevamiento, realizado por Chicas en Tecnología para la investigación, incluyó instancias cuantitativas y cualitativas y contó con la participación libre, gratuita y confidencial de un total de 1.139 usuarias encuestadas. La muestra de esta primera investigación estuvo representada por participantes de 12 a 26 años (49,5%); 27 a 39 años (37,9%) y entre 40 y 51 años (12%). Para su análisis geográfico estuvo dividida en tres grupos, con un 39,8% de participantes de Buenos Aires; 33,5% de Ciudad de Buenos Aires y 26,7% de otras provincias.

Principales conclusiones:

Más de la mitad de las mujeres considera que el celular es una herramienta útil para lo que estudiaron o van a estudiar (58,3%) y también para lo que van a trabajar (64,1%). Esto indica que es un dispositivo que tiene una finalidad y utilidad en el desarrollo profesional, académico y laboral de las mujeres.

A mayor uso del celular hay un mayor deseo de modificar su utilización significativamente y los principales motivos son: creer que se podría estar haciendo algo mejor en el tiempo de uso; el celular distrae mucho; no estar disfrutando del momento.

La mayoría de las mujeres considera que el celular es una herramienta efectiva para estudiar y trabajar.
Diferencias: Las mujeres adultas, usan el celular de un modo más utilitario; mientras que las más jóvenes lo hacen con fines de esparcimiento y uso las redes sociales.

El celular como componente identitario: las mujeres más jóvenes mencionan que el celular es un reflejo o expresión de ellas mismas, una extensión digital de sus personalidades. Usos del celular: un 90,7% de las mujeres lo usa para estar en contacto vía chat con la familia y personas amigas. Pero recibir llamadas de estas personas, está en octavo lugar con un 38,8%.

Entonces, en términos educativos y laborales los usos que se destacan son: buscar información, como herramienta de trabajo, aprender o estudiar. El uso de redes sociales es alto en general, pero es mayor en las generaciones más jóvenes que en las más adultas.

Sentimientos ambivalentes:

Los aspectos identificados como negativos de la relación que mujeres y adolescentes mantienen con su celular parecerían asociarse a la dependencia, distracción y ansiedad.

Si bien poder contactar a otros es una de las cualidades más valoradas, para las mujeres adultas estar continuamente disponibles parece ser un punto de conflicto.

La facilidad de comunicación es uno de los mayores beneficios de sus teléfonos. Sin embargo, esta facilidad trae aparejada la expectativa de la respuesta inmediata. El celular borró los límites entre el trabajo y el tiempo de ocio para ellas mismas pero también para sus colegas y superiores.

Consideran que el estar al alcance de la mano genera la ilusión de que uno está siempre disponible y no responder puede ser juzgado críticamente.

Estrategias:

Para poder controlar el tiempo que pasan usando el celular dando la utilidad que desean las mujeres propusieron las siguientes tácticas:

Cambio de hábitos: ser conscientes del hábito de revisar el teléfono casi sin darse cuenta, tomar medidas para cambiarlo y reducir así el tiempo de uso.

Reconfiguración del teléfono: tomar medidas para cancelar las notificaciones y poder así dosificar la información que reciben y tener un mayor control sobre cuándo usan sus teléfonos.

Instalación de aplicaciones de control: descargar aplicaciones que reúnen datos sobre el uso que le dan al teléfono, mostrándoles, por ejemplo, cuánto tiempo pasaron en determinada red social, e inclusive llegando a establecer límites máximos de tiempo para el uso de ciertas aplicaciones.

 

Fuente: Motorola (motorola.com.ar) y Chicas en Tecnología (chicasentecnologia.org).

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios